Sobre la Filosofía y Amigos

Sobre la Filosofía y Amigos

Deseas saber si Epicuro tiene razón cuando escribe que rechaza la idea de que “un hombre sabio se es suficiente para si mismo, y por eso no necesita amigos.”

Esta es la objeción de Epicuro en contra de esta idea de Estilpón y aquellos que creen que la Bien Supremo es un alma que es insensible a los sentimientos.

Al momento de expresar el termino Griego “falta de sentimiento” nos toparemos con un doble significado, que en una palabra se transferiría al Latin como “impatientia”.

Se puede entender de al contrario de lo que nos referimos. Lo que queremos decir es, una alma que rechaza la sensación del mal; pero se puede interpretar como un alma incapaz de tolerar el mal.

Sería entonces mejor decir “un alma que no puede ser dañada” o “un alma más allá por completo del plano del sufrimiento”.

En la escuela del Estoicismo tenemos una diferencia con las demás: nuestro ideal de una persona sabia siente sus problemas, pero los supera; el hombre sabio ni siquiera los siente.

Lo que tenemos en común es la idea de que una persona sabia es auto-suficiente.

Sobre vivir para ti mismo

Sobre vivir para ti mismo

Si, sigo sin cambiar mi opinión: evita a los muchos y a los pocos; evita incluso a una sola persona.

No conozco a alguien con quien estaría dispuesto a que te compartieras. Y observa que buena opinion tengo de ti; pues me atrevo a confiarte a ti, contigo mismo.

Decían que un día, Crates el discípulo de Estilpón (y el mismo que mencione en mis cartas anteriores) noto a un hombre caminando por si mismo. Cuando

Crates le preguntó: “Qué haces caminando sólo?”
El hombre respondió “No estoy sólo, camino conmigo mismo.”
a lo que Crates dijo: “Entonces ten cuidado, que vas en compañía de un mal hombre”
Cuando las personas están de luto, o temen algo, estamos acostumbrados a mantenerlos al tanto de ellas, buscando prevenir que hagan mal uso de su soledad, cometiendo alguna tontería.

A ninguna persona, sin pensamientos, se le debería dejar sola. Si llegara a suceder corremos el riesgo que planea algo negativo para sí misma o los demás. Comienza a atender sus deseos negativos; su mente comienza a mostrar los miedos o ideas que normalmente reprime. Agita sus pasiones y provocan la ira.

Sobre el Rubor de la Modestia

Sobre el Rubor de la Modestia

Tu amigo y yo tuvimos una conversación. Es una persona de hábil; sus primeras palabras mostrar su espíritu, capacidad de entendimiento, y el progreso que ha logrado.

Me dio una muestra de su potencial y no fallará al responder. Habló sin premeditación, sino de forma inesperada. Cuando intento recuperar la compostura; el rubor de sus cara parecía venir de lo más profundo.

Siento que este habito de ruborizarse se quedará con el aún incluso después de que haya logrado fortalecer su carácter, sea libre de sus fallas y sea una persona sabia. Ninguna falla del cuerpo puede ser eliminada por la sabiduría. Aquello que con lo que se nace puede entrenarse, pero nunca eliminado.

Incluso el mejor orador, solía en algún momento sudar antes de hablar en público; algunos les tiemblan las piernas; conozco personas que los dientes se destrozan, la lengua le falla o labios tiemblan.

El entrenamiento y la experiencia ayudan a controlar estos hábitos, pero la naturaleza se presenta en estas debilidades incluso entre los más fuertes.

El rubor, también, es uno de estos hábitos, esparciéndose de pronto entre los rostros de los hombres más dignificados. Se hace más presente entre los jóvenes,

Sobre la Felicidad. Sobre la Brevedad de la Vida

Sobre la Felicidad. Sobre la Brevedad de la Vida

De la felicidad (De vita beata) es un diálogo escrito por Lucio Anneo Séneca sobre el año 58 d.C. Está destinado a su hermano mayor Galión, antes llamado Novato, al que también había dedicado su primer diálogo, titulado De la ira. El diálogo sobre la felicidad está dividido en 28 capítulos que presentan el pensamiento moral de Séneca en plena madurez.

Introducción

Séneca, de acuerdo con la doctrina estoica, arguye que la naturaleza es razón (en griego logos) y que la persona deberá emplear su facultad de razonar para vivir en concordia con la naturaleza y de este modo alcanzar la felicidad.

El filósofo romano propone el seguimiento de una secuencia lógica en el planteamiento vital, empezando por la definición de los objetivos que la persona quiere conseguir.

En la toma de decisiones apuesta por el desprecio a los caminos del vulgo (“el camino más trillado y más conocido es el que más nos engaña”) puesto que todos “prefieren creer a juzgar” y “el error […] de mano en mano […] lleva al precipicio” (Cap.I).

En cierto sentido identifica naturaleza y Dios, al que cita varias veces para conminar a su obediencia (“Nacimos en este reino y obedecer a Dios es libertad”,

Sobre la Vejez

Sobre la Vejez

A dónde sea que volteo, observo evidencia de mi edad avanzada. Recientemente visite mi casa de campo, y protesté contra el dinero que se gastó en mi casa, ahora en ruinas.

El cuidador de mi terreno aseguraba que no era debido a su descuido; “hago todo lo que pudo, pero la casa era vieja”. Esta era la casa que construí con mis manos. Qué me depara el futuro, si las piedras de mi avanzada edad ya se están derrumbando.

Estaba enojado, y tomé la primera oportunidad para ventilar mi mal humor en la presencia del administrador. “Esta claro”, grite, “estos arboles han sido descuidados; no tienen hojas, las ramas están rotas y dobladas; esto no hubiera pasado si alguien suavizara la tierra, y les diera agua.”

El cuidador juro por mi deidad protectora que el hacia todo lo posible, y nunca relajo sus esfuerzos, pero esos arboles eran viejos. Entre nosotros, yo mismo plante esos arboles, vi sus primeras hojas.

Volte a la puerta y pregunté: “¿Quién es este viejo senil? Hiciste bien al ponerlo en la entrada; si destino es afuera. ¿ Dónde lo conseguiste ? ¿ Qué placer te brinda el enterrar al anciano de otros ?”

Pero el anciano senil dijo: “¿No me reconoce,

Sobre los Miedos Infundamentados

Sobre los Miedos Infundamentados

Se que tienes suficiente espíritu. Incluso antes de que te empezara a equipar con máximas, para superar obstáculos, ya te enorgullecías de tu enfrentamientos con Fortuna. Esto es aún más cierto, ahora que has luchado con Fortuna y puesto a prueba tu poder.

Pues nuestros poderes nunca nos pueden inspirar una fe implícita en nosotros mismos, excepto cuando nos hemos enfrentado con dificultades por todos lados, y ocasionalmente se ha visto muy cercana.

Sólo así es cómo el verdadero espíritu se puede poner a prueba. El espíritu que nunca consiente en caer en jurisdicción de las cosas externas.

Esta es la piedra angular de dicho espíritu; ninguna persona que lucha por la recompensa puede ir con espíritu en alto a la pelea si nunca ha sido golpeada hasta terminar negra y morada.

El único contendiente que puede entrar con confianza es aquel que ha visto su propia sangre, que ha visto sus dientes cascabelear por el puño de su oponente, quien ha sido tropezado por la carga completa de su adversario, quien ha visto su cuerpo reducido, mas no su espíritu, uno que tan pronto cae, se levanta más desafiante que nunca.

Sobre las razones para retirarse del mundo

Sobre las razones para retirarse del mundo

Confieso que todos que todos tenemos un afecto innato por nuestro cuerpo. Confieso que se nos confió con su cuidado. No digo que no debamos indultar al cuerpo; pero no debemos volvernos su esclavo. Aquel que hace de su cuerpo su amo, quien es temeroso en su nombre, quien es sobre-temeroso y quien juzga todo conforme su cuerpo, tiene muchos amos.

Debemos conducirnos no como si viviéramos por el cuerpo, sino como si no pudiéramos vivir sin el. Nuestro gran amor por el cuerpo nos vuelve temerosos, con carga de preocupaciones y nos expone a insultos. La Virtud se desvalora por una persona que sobre-aprecia su cuerpo.

Debemos valorar y cuidar nuestro cuerpo; pero también debemos de estar preparados, razonablemente, para respetarnos y exigir sacrificio, incluso entregarlo al fuego.

Sin embargo, debemos evitar las inconformidades y los peligros; retirarnos hacia la seguridad, rechazando continuamente los objetos del miedo. Si no me equivoco, hay tres clases de miedos. tememos

El deseo,
la enfermedad,
las consecuencias de la violencia.
De todo esto lo que mas nos aflige es lo que pueda venir de la dominancia de nuestro prójimo. Pues nos acompaña con gran tumulto e indignación.

De Músculos y Cerebros

De Músculos y Cerebros

Los antiguos Romanos tenían una costumbre que sigue incluso en mis tiempos. Empezaban cada carta con:

“Si tú estas bien, está bien; yo también estoy bien”

Nos vendría bien a personas como nosotros (estoicos) también decir:

“Si tú estas estudiando filosofía, está bien”.

Pues este es el significado de “estar bien”. Sin filosofía la mente se vuelve enfermiza, y el cuerpo también. El cuerpo se puede volver muy fuerte, pero solo en el mismo sentido que un loco o un lunático.

La primera, la salud de la menta, es el tipo de salud que debes cultivar. La segunda es también importante, pero viene en segunda prioridad. Si deseas mantener una buena salud física, te costará un poco de esfuerzo. Es en verdad algo iluso, mi querido Lucilio, para un hombre cultivado el desear sobre desarrollar sus músculos, ensanchar la espalda y fortalecer sus pulmones.

Pues mientras puedas tener buenos resultados con alimentación pesada y tus ligamentos sean sólidos, nunca lograrás ganar en fuerza y peso a un toro de primera clase. Al sobrecargar el cuerpo con comida y esfuerzo, estrangulas el alma y la vuelves menos activa.

Sobre la Filosofía Como un Camino de Vida

Sobre la Filosofía Como un Camino de Vida

Lucilio, estoy seguro que lo tienes claro. Ningún hombre puede ser feliz, o si quiera tener una vida soportable sin estudiar la sabiduría. También debes saber que una vida feliz se alcanza cuando nuestra sabiduría se ve completa.

Pero esa misma vida por lo menos llevable cuando e camino de la sabiduría apenas comienza. No son palabras superficiales, sino sinceras. Sin embargo te dire lo que pienso: en este momento tengo esperanzas en ti, pero aún no confianza plena.

Me gustaría que tomaras la misma actitud frente a ti; no hay razón por la cual pongas demasiada confianza en ti mismo; por lo menos no tan rápida o fácilmente.

Examínate; analízate y obsérvate desde distintos ángulos. Y detecta, antes que los demás, si haz hecho progreso en la Filosofía, y no sólo en la vida.

La Filosofía, no es un truco para captar la atención del público; no es para dar un espectáculo. No es algo que perseguimos para entretenernos antes de que el día se acabe, o para librarnos del aburrimiento de la rutina.

Debe de moldear y construir el alma; ordena nuestra vida y guía nuestra conducta. Nos muestra lo que debemos hacer y lo que debemos deshacer.

Sobre Filosofía y Riquezas

Sobre Filosofía y Riquezas

Deshazte de todas esas cosas, si eres sabio; No, en cambio para que puedas ser sabio. En cambio apresúrate a conseguir una mente solida a toda prisa y con todas tus fuerzas.

Si algo te aún te ata, desatóralo, o córtalo. Y si dices “Pero mi propiedad me retrasa; me gustaría deshacerme de el, pero entonces tendría nada que hacer, al menos que la pobreza no sea una carga, o yo mismo ser una carga para los demás”.

Cuando dices esto, no pareces comprender la fuerza ni el poder del bien que estas considerando. Necesitas en verdad entender todo lo importante y gran beneficio que la filosofía confiere.

No diferencias de forma acertada entre sus varias funciones, o lo grande que es la ayuda que se recibe de la filosofía en todo, todo el tiempo, — como diría Cicerón, no sólo nos asiste en las cosas mas importantes, sino desciende incluso hasta las mas pequeñas.

Toma mi consejo, llama a la sabiduría para pedir consejo; ella te guiara para que no te sientes por siempre en tu libro de cuentas.

Sin duda, la razón por el cual deseas postponer tus estudios,