Qué son las Criptomonedas. Una Guía para Principiantes

Si has abierto esta guía para aprender Qué son las Criptomonedas es probable que ya hayas escuchado sobre Bitcoin. Tal vez te enteraste sobre Bitcoin en círculos financieros, ya que su valor ha aumentado rápidamente, o tal vez te enteraste de su existencia en un contexto tecnológico, ya que Bitcoin se basa en una nueva y revolucionaria tecnología llamada Blockchain (o cadena de bloques), o bien, como muchos, es posible que hayas oído hablar de Bitcoin en la prensa debido a la cantidad de nuevos usuarios, celebridades y empresarios que comenzaron a utilizarla recientemente.

En los últimos años, Bitcoin ha pasado de ser algo que solo conocen unos pocos nerds tecnológicos, a una moneda revolucionaria que ha cambiado violentamente nuestra forma de pensar sobre el concepto del dinero. Bitcoin es el buque insignia de las llamadas criptomonedas.

Qué son las Criptomonedas

Criptomonedas es el nombre dado a cualquier moneda digital que se considere segura debido a la criptografía. La principal característica sobre las criptomonedas es que no son gobernadas por autoridades centrales.

Sin embargo, las implicaciones de esta tecnología son tan amplias, que algunos bancos centrales han intentado involucrarse y han intentado emitir sus propias criptomonedas, pero la moneda que producen no se considera oficialmente criptomoneda, ya que sigue siendo dinero centralizado. Como pronto verás, la idea detrás de la descentralización es permitir que el mercado tenga el control, mientras que, con la centralización, todo el control está en los bancos centrales y esto significa que ni tú ni yo tenemos voz en cuanto a la cantidad de dinero que se crea o lo que vale. En este sentido, los bancos centrales pueden manipular el valor de las monedas tradicionales mediante la impresión de más dinero y no hay nada que podamos hacer.

Criptomonedas como Bitcoin, Ethereum, Litecoin y otras, han tenido mucha publicidad, particularmente en 2017. Esto se debe principalmente a la gran exposición de información en las noticias, las redes sociales y las instituciones financieras. A medida que los niveles de alfabetización financiera y digital de la población han aumentado, la aceptación de criptomonedas también ha dado un salto.

Al principio, la mayoría de las personas era muy escépticas sobre Bitcoin y su tecnología, percibiéndolo como una forma de negocio de delincuentes. Esto fue particularmente así cuando Bitcoin se publicitó como el medio de pago que se utilizaba en “Silk Road”, un sitio de la DarkWeb que era un mercado negro donde se vendía libremente todo tipo de drogas, armas, órganos, venenos e incluso sicarios.

Sin embargo, ahora existe una participación cada vez mayor de empresas e instituciones legítimas en las criptomonedas. Cada vez se incorporan nuevas aplicaciones e incluso existen cajeros automáticos para permitir que se realicen transacciones de criptomonedas. Al momento de escribir estas líneas, la capitalización de mercado de todas las criptomonedas es más de 450 mil millones de dólares.

En cuanto a la variedad de criptomonedas que existen, para inicios del 2018, hemos visto un aumento en la creación de nuevas criptomonedas que revela más de 1,500 monedas diferentes, aunque la mayoría de la gente solo ha oído hablar de Bitcoin. Esas criptomonedas se conocen como “altcoins” y muchas son solo copias pobres de Bitcoin, pero algunas (como Litecoin, Ethereum, Ripple y Dogecoin) han hecho modificaciones y actualizaciones importantes para mejorar aún más la tecnología.

Si revisas el sitio web www.coinmarketcap.com, verás que hay un pequeño gráfico junto al tipo de criptomoneda, cada una de las cuales muestra el movimiento de la moneda en la última semana, así como el cambio porcentual en las últimas 24 horas, y también notarás que hay una enorme disparidad en los valores y la capitalización de mercado de las distintas criptomonedas respecto a Bitcoin. La siguiente es una captura realizada al momento de escribir estas líneas.

Lo que te quiero demostrar con esto es que Bitcoin es la criptomoneda más utilizada del mundo, con una capitalización de mercado de 175 mil millones de dólares. Como un dato curioso, también podrás observar que existe una criptomoneda llamada “MikeTheMug” con una capitalización de aproximadamente $1,000 dólares. Al leer esto, quizás te preguntes quién puede tomar en serio una moneda como MikeTheMug, y con todo respeto por sus creadores, crear y emitir una moneda es en realidad mucho más fácil de lo que la gente piensa, lo que hace que las personas sean bastante escépticas sobre su seriedad.

Por lo tanto, aunque hay una gran cantidad de proyectos válidos y emocionantes dentro de las criptomonedas, debe tenerse en cuenta que también hay una gran cantidad de monedas de “broma” sin valor real.

Terminología importante

Ya hemos usado varios términos que tal vez sean nuevos para ti, por lo que este es un buen momento para definirlos. Sin embargo, no te preocupes si no logras comprenderlos, ya que todo se irá aclarando a medida que avancemos y profundicemos en cada concepto.

Blockchain

La Blockchain, o cadena de bloques, es un registro público que existe únicamente en el mundo digital y que almacena todas las transacciones mundiales de criptomonedas. Pronto hablaremos más de esto, pero lo que tienes que comprender ahora es que la Blockchain no se almacena en una única computadora, sino que utiliza el método “peer-to-peer” para distribuir la información entre todos los usuarios.

Peer-to-peer

Peer-to-peer o P2P significa “de igual a igual”, y es un método de intercambio de datos (información, archivos, documentos, películas, juegos, etc.) entre dos o más usuarios. La principal característica es que P2P establece una conexión directa entre ordenadores conectados a internet sin la necesidad de un servicio intermediario.

Como mencioné en el punto anterior, la Blockchain se basa en el método peer-to-peer, es decir, los datos de todas las transacciones de criptomonedas a nivel mundial se almacenan en los ordenadores de todos los usuarios de la red, sin que se requiera de la existencia de un organismo centralizado, como un banco, para almacenar esta información.

Bitcoin
Criptomoneda creada como un medio para proporcionar una nueva forma de realizar pagos y transacciones en línea, de manera descentralizada y no operada por el gobierno. Aquí es interesante hablar un poco sobre la notación que verás en esta guía y en internet. Cuando escribimos Bitcoin con B mayúscula, estamos hablando sobre el concepto de la criptomoneda, mientras que, bitcoin con b minúscula es cuando hablamos del monto de moneda que se usa. En los distintos sitios de intercambio de Bitcoin también se puede abreviar como “BTC” o a veces “XBT”.

Minería de Bitcoin

La minería de Bitcoins es el proceso de invertir capacidad computacional para procesar transacciones, garantizar la seguridad de la red, y conseguir que todos los participantes de la red peer-to-peer estén sincronizados. Podría decirse que es el centro de datos de Bitcoin, excepto que este centro de datos ha sido diseñado para ser completamente descentralizado, con mineros operando en todos los países (tú también puedes ser uno) y sin que nadie tenga el control absoluto sobre la red. La minería de Bitcoin ofrece una recompensa a los mineros a cambio de sus servicios, que son necesarios para que la red de pagos funcione de manera segura.

El proceso se denomina “minería” como analogía a la minería del oro, ya que también es el mecanismo temporal utilizado para emitir nuevos Bitcoins hasta llegar al límite de 21 millones de bitcoins en existencia. Cabe destacar que la emisión finita de monedas es una estrategia para evitar la inflación y de esta manera evitar su pérdida de valor en el tiempo. Hablaremos más sobre la minería en capítulos posteriores.

¿Qué es Bitcoin?

Bitcoin es una moneda digital y, en muchos sentidos, funciona como el dólar, euro o yen, lo que nos permite transferir valor. Sin embargo, la fortaleza de Bitcoin es su red. La tecnología en la que se basa Bitcoin, llamada “Blockchain” permite que Bitcoin se descentralice, lo que significa que cualquier persona puede acceder y realizar transacciones en el mercado público de Bitcoin. Al usar Bitcoin puedes enviar fondos a cualquier persona en el mundo sin la necesidad de usar a instituciones intermediarias como bancos, convertidores de divisas y procesadores de pagos, ya que todo sucede en la red pública de Bitcoin.

Además de los pagos de persona a persona, ahora todo tipo de empresas también aceptan pagos en bitcoin. Hasta hace solo unos años, era un desafío encontrar lugares que permitieran pagar en bitcoin, pero ahora la aceptación se ha disparado. Otro interés que ha surgido en los últimos años es la inversión, ya que a medida que más personas comenzaron a usar bitcoin, su precio ha aumentado dramáticamente. Como veremos más adelante en esta guía, muchas personas están comprando bitcoins como un activo que esperan que aumente de precio con el tiempo.

A continuación, para que experimentes la volatilidad que ha tenido bitcoin durante su corta vida, veremos un análisis sobre lo que hubiera sucedido si hubieras comprado 100 dólares en bitcoin el año 2011. Para simplificar la lectura, todos los valores monetarios ($) en este texto serán en USD.

2011: Un buen comienzo
Para realizar este análisis se utilizan los precios del valor de mercado de bitcoin según el índice de precios de CoinDesk, y no se asumen tarifas ni transacciones adicionales, en aras de la simplicidad. Al comprar $100 en bitcoins el 1 de enero de 2011, te habrías beneficiado del bajo valor de mercado de 30 centavos por Bitcoin y hubieras recibido un total de 333,33 bitcoins por tu compra inicial.

En este primer año habrías tenido tu primera probada de la alta volatilidad de la criptomoneda, ya que, por un breve momento, el 8 de junio de 2011, bitcoin alcanzó un máximo de $31.91, por lo que el valor en papel de tu inversión en ese momento fue de $ 10,637. Al 31 de diciembre de 2011, el bitcoin se cotizaba a $4.72, por lo que habrías convertido tus $100 en $1,573 en solo un año.

Mirando estos números, hubiera sido un gran comienzo si hubieras comprado bitcoins en ese momento, pero ¿Realmente habrías sabido lo que estabas comprando?

2012: Aumento constante
El año 2012 te hubiera dado la bienvenida con un precio de $5.27, aumentando tu inversión a $1,757 USD. Durante el primer trimestre del 2012, el precio del bitcoin cayó por debajo de la marca de los $5, pero comenzó a apreciarse nuevamente, cerrando en diciembre en $13.51.

Tu inversión se hubiera mantenido en $4,503. Sin embargo, durante este año hubieras tenido pocos lugares donde gastar tus bitcoins, ya que muy pocas empresas los aceptaban. Por ejemplo, BitPay, el procesador de pago bitcoin, tenía menos de mil empresas que usaban su plataforma en ese momento.

2013: El gran viaje
A diferencia del año anterior, el 2013 te habría acogido con una ligera caída a $13.30, convirtiendo tu inversión en $4,433. Durante la mayor parte de este año habrías estado perdiendo el sueño por la seguridad de tus bitcoins. El 18 de marzo de 2013, la “Financial Enforcement Enforcement Network” (FinCEN) emitió directrices para las personas que usan bitcoin en los Estados Unidos debido a los ataques de piratas informáticos a Mt.Gox (lo comentaremos más adelante) y a la incautación de más de 170,000 bitcoins por el FBI en el portal de mercado negro en la DarkWeb llamado “Silk Road”. Esto provocó que el precio del Bitcoin subiera y bajara violentamente.

Sin embargo, a medida que los medios chinos comenzaron a promover el bitcoin como moneda alternativa y Baidu comenzó a aceptar la criptomoneda como pago por algunos servicios, el precio del bitcoin alcanzó un máximo histórico de $1,147. El 4 de diciembre de 2013 superó los $1,200 y el valor en papel de tu inversión habría sido $382,413, pero finalizó en $757.50 al 31 de diciembre de 2013, lo que hace que tu inversión sea $252,498.

2014: La gran caída
La buena noticia es que, a diferencia de años anteriores, el 2014 podrías haber gastado tus bitcoins en muchas compañías, incluidas Overstock.com, Microsoft, Dell y Time. Además, podrías haber retirado los fondos a través de una red cada vez mayor de cajeros automáticos de Bitcoin disponibles en todo el mundo. Sin embargo, la mala noticia es que habrías visto caer tu inversión, alcanzando un valor mínimo de $309.87 por bitcoin el 30 de diciembre de 2014. Para fines de ese año, tu inversión habría valido $106,566.

2015: Final fuerte
El 2015 el valor de bitcoin mostró una tendencia a la baja hasta fines de octubre, cuando nuevamente comenzó a negociarse sobre los $300. A partir de diciembre de 2015, bitcoin se cotizaba a $413.51. En este punto tu inversión valía $137,835. Este es un retorno de 137,735.29% sobre tus $100 iniciales. A pesar de que ahora el monto de tu inversión es menos de la mitad del máximo histórico alcanzado en noviembre de 2013, de $382,413, sigue siendo suficiente dinero como para comprar una casa.

2016: Nerviosismo
El bitcoin comenzó en $434.46 el 1 de enero de 2016, y tuvo un primer trimestre relativamente estable. Sin embargo, a fines de mayo, su valor se disparó y alcanzó los $773.94 a mediados de junio, el más alto desde 2014. El fuerte aumento se debió a la repentina demanda china. Al final de 2016, tu inversión era de $257,977.

2017-2018: Máximos históricos, y sigue aumentando
En febrero de 2017, Bitcoin rompió su récord del 2013 y alcanzó la marca de $1169.04. El 2 de mayo, volvió a subir a $1448. Desde mayo, siguió escalando rápidamente, superando los hitos anteriores. El 28 de noviembre de 2017 cruzó la marca de los $10,000 y menos de 24 horas después se cotizaba a más de $11,000. El precio siguió subiendo en diciembre y alcanzó un máximo histórico de $19,783 el 17 de diciembre, lo que habría valuado tu inversión en $6,594,267. Desde entonces, el precio se ha reducido, cotizando a casi $11,251 el 18 de enero de 2018, haciendo que tu inversión valga alrededor de $3,750,296. El precio ha bajado aún más desde entonces y se mantiene, a partir del 16 de febrero de 2018, en $10,074, haciendo que tu inversión valga alrededor de $3,357,965 al momento de escribir estas líneas.

Bien, este pequeño viaje que hemos realizado es para poner en contexto el vertiginoso aumento de valor que ha tenido esta tecnología, aunque también debemos reconocer que la categoría legal de las criptomonedas sigue siendo incierta. Algunas personas las consideran como una mercancía equivalente al oro y la plata, otros lo tratan como una moneda viable, mientras que otros las ven como un producto financiero legalmente equivalente al oro en “World of Warcraft”. No sabemos si algún día se requerirán licencias o se implementarán reglamentos para hacerla una moneda verdaderamente viable para todo el mundo, pero lo que sí sabemos es que se trata de dinero real con el que puedes comprar cosas reales.

Muy bien, para comenzar a comprender específicamente qué es Bitcoin, comencemos hablando de su origen.

El origen de las Criptomonedas

Regresemos algunos años atrás. El 2008, la crisis financiera de Estados Unidos estaba en pleno apogeo, las personas de todo el mundo estaban sintiendo los efectos del desastre económico y este fue uno de esos momentos en la historia donde los problemas de las monedas nacionales demostraron su gran magnitud. La crisis financiera estadounidense devaluó al dólar, y los desafíos económicos afectaron al mundo entero. En ese momento, los “expertos” más prominentes decidieron que se requería una solución que solo un banco centralizado podría ofrecer, por lo que, para combatir el colapso de los mercados financieros, los gobiernos de todo el mundo decidieron implementar lo que se denomina “flexibilización cuantitativa”, en la cual imprimieron más dinero para inyectar más efectivo en sus economías, de forma que sus ciudadanos tuvieran los fondos necesarios para evitar otra “Gran Depresión”.

Cuando los bancos se encontraron en problemas debido al bajo valor de la moneda y al recorte en las tasas de interés, los gobiernos se vieron obligados a rescatarlos, obviamente con el dinero de los contribuyentes y, como se puede suponer, esto devaluó aún más la oferta de dinero existente. Si bien, esta es una visión muy simplificada de un momento tan complejo en la historia económica, la lección permanece: Los bancos centrales manipulan y devalúan las monedas en todo el mundo.

Finalmente, con las bajas tasas de interés y los rescates de los contribuyentes, los mismos bancos, que en primera instancia fueron los responsables de los problemas financieros, fueron los que se beneficiaron del “colapso”, y fue durante esta época que un hombre conocido como Satoshi Nakamoto se inspiró.

¿Quién es Satoshi Nakamoto?

Antes de explicar con precisión cómo se originó el Bitcoin, vale la pena explorar quién es Satoshi Nakamoto. Su historia es la historia de Bitcoin.

La verdadera identidad de Satoshi sigue siendo desconocida hasta el día de hoy. Según sus propias declaraciones realizadas el 2012, él era un hombre de 37 años que vivía en algún lugar de Japón. Sin embargo, hay muchas dudas sobre esto, por ejemplo, escribe en inglés con fluidez y el software de Bitcoin no está documentado en japonés, lo que lleva a muchos a pensar que, en realidad, no es japonés.

En un afán por encontrar a Satoshi, un codificador suizo analizó los horarios del día en que Satoshi publicaba en los foros de Bitcoin y descubrió que los tiempos de publicación más comunes se alineaban con el horario de sueño promedio de alguien que vive en América del Norte. Sin embargo, las interrogantes continúan y nadie sabe a ciencia cierta quién es Satoshi Nakamoto.

¿Alguna vez sabremos quién es el creador de Bitcoin? ¿O se trata de un equipo de personas? Puede que nunca lo sepamos, pero una cosa es segura: Esta persona o personas controlan aproximadamente un millón de Bitcoins, lo que en diciembre de 2017 equivale a casi 14 mil millones de dólares.

La creación

Muy bien, entonces Satoshi Nakamoto, al ver el estado del mundo financiero, decidió que se necesitaba intervenir con una fuerza disruptiva, con algo que pudiera cambiar la forma en que pensamos acerca del dinero, y el 2008 publicó por primera vez su artículo sobre la tecnología de Bitcoin detallando el sistema “peer-to-peer” que ejecuta las transacciones de Bitcoin (puedes descargar el articulo desde https://bitcoin.org/files/bitcoin-paper/bitcoin_es_latam.pdf) y meses después proporcionó el software para realizar estas transacciones.

En resumen, la respuesta fue la necesidad de una forma de moneda completamente descentralizada y abierta a todos, sin un banco central que la controle, sin cadenas de transferencias y sin ningún grupo de personas de élite que tomen decisiones que afecten a cada persona que usa sus monedas. Esencialmente, la descentralización significa que todos formamos parte de la economía de Bitcoin y somos la fuerza impulsora, en lugar de un banco central que controla cuánto vale y cuánto de ella tenemos disponible en nuestra economía. En el mundo de Bitcoin no hay gobierno, banco o intermediario que pueda decirnos cómo usarla, ya que literalmente, pertenece a todos los que la usan.

Cómo lo hizo Satoshi

Satoshi no fue la primera persona en trabajar en el problema de la moneda digital descentralizada. Anteriormente, criptógrafos y codificadores habían estado trabajando en el mismo problema durante muchos años previos al 2008. El desafío con la descentralización es mantener un libro global de transacciones, es decir, normalmente cuando le pagas a alguien, el banco se encarga de restar el dinero de tu cuenta y lo agrega a la cuenta del destinatario. Sin embargo, en un sistema descentralizado no hay banco. Cualquiera puede enviar una solicitud de transacción a la red descentralizada y esto hace que el libro mayor descentralizado sea muy vulnerable a los ataques. Este fue el principal impedimento a la implementación de una criptomoneda funcional, ya que los malos actores podrían modificar el libro mayor o gastar una moneda digital varias veces antes de que la red lo notara.

Por lo tanto, la innovación y la genialidad de Satoshi fue la invención de la tecnología que ahora llamamos “Blockchain” o cadena de bloques, y que permite mantener el libro mayor seguro usando marcas de tiempo, mucha potencia de procesamiento computacional descentralizado y criptografía.

Pero ¿Bitcoin es una moneda?

Esta es una de las principales preguntas que las personas tienen sobre Bitcoin y la respuesta se encuentra en un área gris. Bitcoin es un método de pago y una forma de transferir fondos. Se puede usar bitcoin para realizar compras o enviar pagos, es posible convertir bitcoin a dólares, euros, libras, yenes o cualquier otra moneda, pero bitcoin no está respaldada por ninguna institución. Bitcoin solo es tan valiosa como la cantidad y tipos de lugares y personas que la aceptan.

Bitcoin es lo que ahora llamamos una moneda digital en su forma más pura, o lo que se conoce como “criptomoneda” y, como verás a lo largo de esta guía, las criptomonedas operan de manera diferente a las monedas tradicionales, ya que están basadas en código y no en las decisiones de un banco central, lo que las hace atractivas, pero también más volátiles.

Una de las características más importantes de una moneda tradicional, o “fiat”, es su valor relativamente estable y, debido a esto, muchas personas argumentan que Bitcoin no es una moneda dado su alto grado de volatilidad. Como vimos en el ejemplo anterior de los 100 dólares, el precio de Bitcoin ha fluctuado enormemente en su corta historia, y ocasionalmente duplica su valor en el transcurso de un mes. En promedio, cambia alrededor del 2% por día y eso es algo que no se ve con las monedas tradicionales.

¿Pero esto es importante para Bitcoin? Eso depende de cómo lo mires. A corto plazo, la volatilidad del precio puede tener un gran impacto en la confianza de las personas, por lo que puede ser un obstáculo para atraer a nuevas personas al mundo de las criptomonedas, y como ya sabes, el valor de una criptomoneda sólo depende de la cantidad de personas que la usan y la aceptan. Sin embargo, se han realizado varios estudios que han concluido que Bitcoin se estabilizará en algún momento y fluctuará mucho menos, debido a que actualmente los altos y bajos típicos se pueden atribuir en gran medida a la publicidad recibe Bitcoin en un momento determinado.

Entonces, ¿Por qué Bitcoin?

Bitcoin no es la única criptomoneda que existe, pero durante los últimos diez años ha mantenido sistemáticamente su dominio como la criptomoneda más popular. Aunque hay fuertes argumentos para afirmar que Bitcoin no es la mejor criptomoneda del mundo, ya que los nuevos proyectos tienen una escalabilidad superior, mayor velocidad y privacidad de las transacciones, estas nuevas monedas no han podido derrocar a Bitcoin de su trono.

Una de las razones por la cual Bitcoin ha mantenido su liderazgo es porque implementó el primer blockchain de la historia y el interés inicial en esta tecnología hizo que esta criptomoneda tuviera la mayor base de usuarios y una selección de grandes desarrolladores para construir el sistema.

La larga historia de Bitcoin también le da algo de legitimidad. En el transcurso de una década, Bitcoin ha enfrentado y superado muchos obstáculos y desafíos técnicos, y es su comprobado historial de seguridad lo que la convierte en la criptomoneda más segura para los principiantes. Al momento de escribir estas líneas, Bitcoin es la criptomoneda con la que se han realizado un mayor volumen de inversiones, cuenta con la mayor base de usuarios y posee un sólido historial de seguridad.

A lo largo de esta guía cubriremos todos los aspectos de Bitcoin y te brindaré consejos reales sobre cómo comenzar. Hay mucho que aprender, por lo que es fácil empantanarse en las minucias y en las complejidades de la tecnología, pero para comenzar solo necesitas una comprensión de los fundamentos, consejos prácticos, y eso es precisamente lo que leerás en las próximas páginas.

La tecnología Blockchain

Antes de entrar en los conceptos básicos de cómo comprar y almacenar tu primer Bitcoin, repasaremos los fundamentos de la tecnología que hace funcionar esta criptomoneda: la Blockchain (o cadena de bloques).

Si recuerdas, fue en el año 2008 cuando Satoshi Nakamoto publicó por primera vez su artículo sobre la tecnología de Bitcoin y detalló el sistema “peer-to-peer” que ejecuta las transacciones de Bitcoin y, meses después, proporcionó el software para realizar estas transacciones. La moneda de Bitcoin en sí misma es una idea revolucionaria, pero la verdadera innovación está en la tecnología que la impulsa y que permite crear libros de contabilidad descentralizados y seguros para cualquier propósito, no solo para criptomonedas.

La idea detrás de la blockchain es reemplazar a las instituciones dirigidas por seres humanos imperfectos con tecnología que puede hacer el trabajo mejor. Si se pudiera crear un camino para que los extraños a confíen entre sí sin la necesidad de un banco o un gobierno como intermediario, se abordaría uno de los mayores cuellos de botella de la sociedad y este fue el objetivo original detrás de la creación de la Blockchain.

Básicamente, todas las aplicaciones de la blockchain (y otras tecnologías criptográficas) se basan en el concepto de descentralización, por lo que, en lugar de la rigidez y la lenta toma de decisiones de una autoridad central, la blockchain pretende devolver el poder regulatorio a los individuos, es decir, en lugar de confiar en una institución importante, la blockchain genera confianza a través del consenso.

En términos simples, la blockchain de Bitcoin es el libro de contabilidad público que contiene todas las transacciones a nivel mundial que se han realizado en la historia de bitcoin y, dado que no existe un cuerpo central de gobierno o base de datos, el libro mayor se ubica en una red compuesta por cada computadora que ejecuta el software de bitcoin y todos trabajan juntos para construir la red. Todo esto sucede en público, de forma transparente, y cualquiera puede ver el tráfico mientras está sucediendo. Este nivel de transparencia es casi inaudito en cualquier otro sistema financiero.

Por lo tanto, la base de la blockchain es la red peer-to-peer. Tradicionalmente, cuando pensamos en la confianza, pensamos en las instituciones como intermediarios. Por ejemplo, si en este momento quisiera enviarte $100, necesitaría usar una transferencia bancaria:
* Primero, enviaría la transferencia al banco.
* Luego, mi banco tomaría una comisión porcentual para procesar la transacción.
* Mi banco verificará que tengo $100 en mi cuenta.
* Mi banco le preguntará a tu banco si tu cuenta es válida y si está abierta para depósitos.
* Mi banco actualizará su libro de contabilidad para restar $100 de mi cuenta.
* Tu banco actualizará su libro de contabilidad para agregar $100 a tu cuenta.

Por otro lado, una red peer-to-peer no requiere de un intermediario, sino que usa un libro mayor distribuido para procesar las transacciones. Todas las computadoras que forman parte de la red mantienen una copia del libro mayor, y las transacciones se agregan sistemáticamente al libro de contabilidad. Es increíblemente difícil alterar el libro de contabilidad una vez que está escrito, porque eso requeriría alterar la copia del libro en miles de computadoras en la red peer-to-peer.

Así es cómo funcionaría la misma transferencia de $100 en una red peer-to-peer con un libro mayor distribuido:
* Primero, envío la solicitud de transferencia a la red.
* A continuación, las computadoras más cercanas a mí en la red comprueban que tengo suficiente divisa en mi cuenta y que tu cuenta receptora es válida.
* Una vez que verifican la transacción, transmiten la transacción a todas las computadoras cercanas a ellos en la red.
* A su vez, esas computadoras vuelven a verificar la transacción y la transmiten, lo que genera un efecto cascada hasta que la transacción se agrega a todos los libros contables de la red peer to peer.

Dado que las computadoras en la red peer-to-peer son tanto usuarios como verificadores, las transacciones de la blockchain pueden no tener costo y el efecto cascada de verificar transacciones significa que una transacción se puede procesar en minutos u horas, en lugar de días. Basándose solo en estos beneficios, a menudo la blockchain se promociona como el fin de las instituciones tradicionales. El uso de esta nueva tecnología va más allá de solo el ámbito financiero, sino que presenta oportunidades para cambios sociales aún mayores, pero en esta guía nos limitaremos al ámbito financiero.

El problema con las instituciones

Para ver por qué los creadores de la blockchain quieren reemplazar las instituciones, es útil pensar en cómo llegamos al punto donde la confianza institucional es tan baja. ¿Qué debilidades tienen las instituciones, y cómo podría resolverlas esta tecnología?
Lentitud
La primera y mayor debilidad institucional es la velocidad. Las instituciones, por su propia naturaleza, son lentas. Requieren aprobaciones y múltiples rondas de verificación para cada relación, contrato y transacción. Los cambios de política a nivel institucional también son lentos. Puede llevar meses o años crear nuevas leyes o implementar nuevos procedimientos.

Un ejemplo son los tiempos de transacción bancaria. No hay ninguna razón tecnológica por la cual una transferencia bancaria internacional deba tomar más de unos pocos minutos. Sin embargo, normalmente transcurren varios días hábiles hasta que una transacción sea liberada debido a una combinación de sistemas desactualizados, políticas internas y regulaciones gubernamentales que requieren que la transacción sea analizada y procesada.

La tecnología de blockchain, por otro lado, se rige por sus usuarios y utiliza la criptografía para mantener la privacidad del usuario, por lo que puede ser increíblemente rápida y dado que la tecnología se basa en el consenso, la comunidad incluso puede decidir colectivamente implementar un cambio en la forma en que se ejecuta el sistema, abordando los problemas a medida que surgen.

Costos

Las instituciones tradicionales también son costosas. Es fácil señalar a los impuestos como un gasto necesario para mantener a las instituciones funcionando, pero eso no es todo. La mayoría de las transacciones que haces a diario tienen comisiones asociadas (en diversas formas de gastos institucionales) y, con el tiempo, esos gastos suman. Por ejemplo, los bancos cobran tarifas por procesar transferencias bancarias, convertir divisas o incluso por administrar tu cuenta. Las agencias de seguros cobran tarifas administrativas que se incluyen en las primas de tu seguro. Muchos minoristas cobran tarifas de transacción por uso de tarjetas de crédito y, si diriges una pequeña empresa, encontrarás que pagas comisiones en todas partes, desde el marketing hasta el procesamiento de pagos. Sin embargo, nos hemos acostumbrado tanto a estas pequeñas tarifas, que asumimos que es el costo de la vida en sociedad, pero la tecnología blockchain llegó para desafiar esa suposición.

Los contratos y transacciones de blockchain tienen lugar en una red compartida, por lo que en lugar de que una autoridad central cobre una comisión para verificar tu transacción, tu ordenador verifica otra transacción en la red a cambio de que otros ordenadores verifiquen tu propia transacción.

¿Cómo funciona la blockchain?

En términos sencillos, la blockchain utiliza una combinación de criptografía y un libro de contabilidad pública para crear confianza entre las partes, mientras que se mantiene la privacidad. La comprensión de la mecánica de cómo funciona esto es un poco más difícil, pero con el fin de apreciar plenamente el genio detrás de la tecnología blockchain, tendremos que profundizar en algunos detalles técnicos.

Los fundamentos de la Blockchain son sugeridos por su mismo nombre: Blockchain o cadena de bloques.

  • Bloque: Un bloque es una lista de las transacciones de un cierto período de tiempo que contiene toda la información procesada en la red en los últimos minutos. La red sólo crea un bloque a la vez.

  • Cadena: Cada bloque está vinculado al bloque anterior mediante el uso de algoritmos criptográficos. Estos algoritmos son puzles muy complejos que las computadoras deben calcular y, a menudo, los ordenadores más rápidos del mundo tardan varios minutos en resolver. Una vez resuelto, se sella el bloque mediante más algoritmos criptográficos, por lo que es prácticamente imposible de modificar. La cadena se hace cada vez más larga en el tiempo.

La parte más fundamental de la Blockchain es el libro mayor. Este el lugar donde se almacena la información sobre las cuentas de la red. El libro mayor dentro de la blockchain es lo que sustituye al libro de contabilidad en un banco u otra institución y, para una criptomoneda, este libro de contabilidad consiste de números de cuenta, transacciones y saldos.

El libro mayor de la blockchain se distribuye en toda la red peer-to-peer, por lo que cada nodo (ordenador) de la red mantiene su propia copia del libro mayor y lo actualiza cuando alguien presenta una nueva transacción. Este “libro de contabilidad compartido”, es lo que permite la descentralización. En lugar de que un banco mantenga una copia oficial de las transacciones, todo el mundo puede mantener su propia copia del libro de contabilidad y se verifican las transacciones por consenso. Es decir, si yo intentara engañar al sistema y, de alguna manera lograra modificar el libro de contabilidad que está en mi ordenador, aumentando mi saldo de bitcoins para luego hacer una transacción, también debería “hackear” al 51% de los computadores de la red Bitcoin para modificar sus libros de contabilidad y, de esta forma, la mayoría de los usuarios de la red estarían de acuerdo en que mi transacción es válida. Esto sería una misión compleja, pero si además consideras que cada 10 minutos se modifica el libro de contabilidad de todo el mundo con nuevos códigos de criptografía, en la práctica, dispondría de menos de 10 minutos para hackear mi libro de contabilidad y para hackear al 51% de la red, lo que es literalmente imposible.

Cabe destacar que todos podemos ser parte de la red Bitcoin y tener una copia de la blockchain con sólo descargar una aplicación a nuestro ordenador. Eso lo veremos más adelante en esta guía.
El primer libro de contabilidad de la blockchain fue el libro de Bitcoin, y requiere de tres piezas de información para definir una transacción.

  • Una entrada: Si Juan quiere enviar 1 bitcoin a David, en primer lugar, tiene que indicar a la red de dónde consiguió su bitcoin. Tal vez Juan recibió el bitcoin ayer de Sarah, por lo que lo debe indicar.
  • Una cantidad: Esta es la cantidad de Juan quiere enviar a David.

  • Una salida: Esta es la dirección Bitcoin de David en la que se debe depositar el bitcoin.

Ahora viene un concepto que puede ser difícil de entender: No hay tal cosa como un bitcoin. Por supuesto, no hay bitcoins físicas y tampoco hay bitcoins en un disco duro en alguna parte. No se puede apuntar a un objeto físico, un archivo digital, o a una pieza de código y decir: “Esto es un Bitcoin.” En vez de eso, toda la red Bitcoin es sólo una serie de registros de transacciones y cada transacción en la historia de Bitcoin vive en el libro mayor de la blockchain, por lo que si deseas probar que tienes 20 bitcoins, la única manera de hacerlo es apuntando a las transacciones en las que recibiste esos 20 bitcoins.

En este punto podrás pensar “pero los Bitcoins tienen que salir originalmente de algún lugar.” Bueno, recuerda que los mineros crean los bitcoins a cambio de recompensas, y lo seguirán haciendo hasta alcanzar el límite de 21 millones de bitcoins. Por lo tanto, el concepto fundamental a comprender aquí es el siguiente: El historial de transacciones es la moneda.

A continuación, veremos una explicación “ligeramente” técnica de la forma en que se agregan las transacciones a la blockchain, por lo que, si no la comprendes, no hay problema, no es un conocimiento necesario para comenzar a usar Bitcoin, aunque es interesante saberlo.

Las transacciones y los bloques

El primer paso en la construcción de un bloque para la blockchain es acumular y sumar todas las transacciones actuales. Cuando un usuario crea una nueva transacción, se transmite esa transacción a toda la red y, a continuación, el ordenador de un miembro de la red toma esa transacción y la revisará para asegurarse de que es válida. Al ordenador de la red que tome este rol se le conoce como “verificador”.

Dado que las monedas en la blockchain no son más que una serie de transacciones, el primer paso para verificar una transacción consiste en mirar donde el remitente dice que originalmente obtuvo su dinero. El verificador revisará la historia de la blockchain para encontrar el bloque y la transacción en la que el emisor recibió el dinero originalmente. Si la transacción se confirma, entonces la transacción es válida y se tendrá que confirmar la dirección de la parte receptora para luego agregar la transacción al libro mayor. Si la transacción de entrada no es válida, por ejemplo, si estás enviando 1 bitcoin a un usuario, pero en la blockchain no hay registro de que alguna vez hayas recibido bitcoins, se considerará invalida, se desechará y no será incluida en el libro mayor.

Una vez que todas las transacciones en ese bloque se han verificado, es el momento de agregarlas al libro mayor. El siguiente es un sencillo ejemplo donde las transacciones se enumeran una tras otra:
[Entrada] [Cantidad] [Dirección de salida], [Entrada] [Cantidad] [Dirección de salida], [Entrada] [Cantidad] [Dirección de salida], [Entrada] [Cantidad] [Dirección de salida], [Entrada] [Cantidad] [Dirección de salida] …

A continuación, el verificador aplicará una técnica criptográfica llamada hash para cada una de las transacciones. En su definición más básica, el hash toma una cadena de caracteres y genera otra cadena de caracteres. Por lo tanto, cuando alimenta a un algoritmo de hash con la entrada, la cantidad y la dirección de salida, el resultado será una cadena de caracteres únicos para esa transacción, como esta:

aba128d3931e54ce63a69d8c2c1c705ea9f39ca950df13655d92db662515eacf

(Ese es un hash de una transacción real de la Blockchain)
Así, el hash se utiliza para normalizar los datos mientras brinda una capa de seguridad que nos permite revisar que no han sido manipulados. Por ejemplo, si alguien intenta cambiar una transacción en la blockchain, tendrían que hacer nuevamente el hash de esa transacción, y se vería completamente diferente, por lo que quedaría en evidencia que fue manipulado.

Para hacer la blockchain aún más difícil de manipular, se realizan varias etapas de hash. Esto significa que se toma el hash de una transacción, se combina con un hash de otra transacción y se hace un nuevo hash generando un código más pequeño. La combinación de las transacciones de esta manera se conoce como árbol de Merkle. La discusión de por qué necesitamos un árbol Merkle es un tema para un libro por sí solo, pero en un nivel básico, el árbol Merkle nos permite asegurarnos de que todas las transacciones en el bloque sean válidas mientras se usa menos memoria a largo plazo.

El elemento final que se agrega a un bloque es un sello de tiempo y la vinculación a los bloques anteriores de la cadena mediante el uso, nuevamente, de un hash, en el que de alguna manera se incluye el contenido de bloques anteriores en el contenido del nuevo bloque.

Recuerda que el hash toma una entrada, sin importar cuán grande o pequeña sea, y la convierte en una cadena de caracteres. Si cambias la entrada, incluso ligeramente, la salida completa cambiará. De esta forma, si el contenido de un antiguo bloque con un nuevo bloque ya fue vinculado, y si luego alguien modifica el bloque anterior, incluso el cambio más pequeño, todo el hash del bloque cambiará.

De esta forma, una vez que un bloque se ha completado y, cuanto más tiempo pasa, más difícil se hace alterar con éxito una transacción sin que sea detectado. Esta es la razón por la que el hash es el núcleo de la seguridad de la blockchain y nos permite que el libro mayor sea público y seguro al mismo tiempo.

Sin embargo, hay que decir que el hash, por sí solo, no es tan difícil resolver. La mayoría de las computadoras pueden crear un hash de un blockchain en pocos segundos, así que, con el fin de garantizar la seguridad, es necesario introducir otro nivel de dificultad para la creación de un nuevo bloque. Este nivel de dificultad se llama “prueba de trabajo”, aunque en esta guía no lo explicaremos, ya que no es el objetivo para un usuario principiante, pero es importante mencionarlo por si quisieras profundizar más.

Muy bien, suficiente explicación tecnológica e idealista sobre los principios que rigen a Bitcoin. En los siguientes capítulos veremos cómo comenzar a usar esta criptomoneda.

Comenzando a usar Bitcoin

Hasta ahora hemos visto una pequeña introducción a Bitcoin y su tecnología, pero llegó el momento de avanzar y aprender algo más práctico, así que comencemos.

Las personas que utilizan Bitcoin o cualquier criptomoneda deben utilizar un depósito seguro como un medio para gestionar los pagos entrantes y salientes. Este depósito se conoce como “monedero”. Tu monedero es, por lejos, el aspecto de seguridad más importante al ser dueño de bitcoin y algo a lo que siempre debes prestar máxima atención, por lo que en este capítulo analizaremos los diferentes tipos de monederos disponibles y descubrirás el más adecuado para tu caso particular. Pero antes de hablar sobre los tipos de monederos disponibles, es importante conocer el siguiente concepto: Las claves privadas y públicas.

Como regla general, todo monedero tiene una clave privada y una clave pública. La clave privada, como su nombre lo indica, pertenece solamente a ti, y nunca la debes compartir. Esta es la clave que utilizarás para firmar todas las transacciones. Por otro lado, está la clave pública, que como su nombre lo indica, la puedes compartir incluso en las redes sociales si lo deseas y no representa riesgo de seguridad. Podemos pensar en la clave pública como si fuera el número de tu cuenta bancaria y la clave privada como si fuera tu PIN secreto. La clave pública es usada para recibir bitcoins, y la clave privada es usada para firmar las transacciones en las que gastas esos bitcoins.

Clave privada: La clave privada es la clave mediante la cual se genera la clave pública y es una cadena de caracteres alfanuméricos generado de forma aleatoria que es imposible de descifrar. La única manera de conocer la clave privada de otra persona es que esa misma persona te la diga. Por lo tanto, nunca pierdas tu clave privada, de lo contrario será imposible acceder a tus bitcoin. Además, nunca la compartas, de lo contrario, cualquier persona con la clave podría gastar los fondos en esa dirección. Esto es lo más importante de tu monedero.

Clave pública: La clave pública es para verificar que tú eres el propietario de la dirección bitcoin asociada con tu monedero. Mucha gente asume que la clave pública y la dirección del monedero son lo mismo, pero a pesar de que están relacionadas, no son lo mismo. Las claves públicas se crean a partir de la clave privada usando algoritmos matemáticos, por lo que son muy complejas, seguras y prácticamente imposibles de adivinar y, para ser exactos, las claves públicas son de 256 bits de longitud y se utilizan para crear la dirección final que es de 160 bits de longitud. La dirección de tu monedero se conoce como la versión “hasheada” de la clave pública.

Un dato curioso: Si alguien tiene tu clave pública, le llevaría billones de años poder descifrar tu clave privada utilizando incluso los ordenadores más sofisticados existentes en la actualidad, y recuerda que sólo una clave privada puede autorizar transacciones de gasto, por lo que, siempre que mantengas a buen recaudo tu clave privada, no tendrás problemas.

Tipos de monederos

En la jerga de las criptomonedas, se dice que hay monederos calientes y monederos fríos. Los monederos calientes son aquellos que se utilizan con mucha frecuencia para enviar y recibir la moneda rápidamente, mientras que los monederos fríos son aquellos que se utilizan principalmente para almacenar el dinero a largo plazo.

Monederos calientes

Para ver un listado con los monederos disponibles para bitcoin, te sugiero que revises el sitio oficial en https://bitcoin.org/en/choose-your-wallet. Dentro del listado verás que hay cuatro grandes grupos: Monederos que requieren instalación de software en tu ordenador, monederos Web, monederos móviles y monederos por Hardware (estos últimos los veremos en la sección “monederos fríos”).

Monederos por software

Dentro de los monederos que requieren instalación en tu ordenador, “Bitcoin Сore” será el primero que querrás considerar, ya que es el monedero original de Bitcoin creado por el legendario Satoshi Nakamoto. Este es el único monedero con apoyo oficial y es actualizado constantemente por la comunidad profesional de Bitcoin. Este monedero es una aplicación que te brinda un control completo de tus datos y te aseguras de que están protegidos de influencias externas, siempre y cuando el equipo en que tengas instalado el software sea seguro y se encuentre libre de virus.

Los monederos de software no sólo sirven para mantener tus bitcoin. También ayudan a mantener la red Bitcoin y mantienen registros descentralizados de la blockchain. El uso de un monedero por software creará un nodo completo de la red Bitcoin en tu ordenador, y al operar directamente como un nodo, tus operaciones serán más seguras al no tener intermediarios (asumiendo que tu computador está libre de virus y usas una conexión segura). Sin embargo, te advierto que una vez que lo instales en tu ordenador, la primera sincronización de la blockchain tomará un tiempo bastante largo, ya que el tamaño completamente sincronizado alcanza unos100 GB aproximadamente.

La instalación de Bitcoin Core es bastante genérica y muy parecida a la instalación de cualquier otro software, por lo que a continuación mencionaré solo lo más relevante:
* Para descargar el software dirígete a https://bitcoin.org/en/download
* Realiza la instalación normalmente.
* Durante la instalación deberás seleccionar el lugar donde deseas guardar la blockchain y el monedero. Puedes usar los destinos por defecto, a menos que tengas un lugar específico en que deseas almacenarlo.
* La descarga de la blockchain puede tardar varios días en completarse, dependiendo de tu velocidad de conexión a Internet. Pueden ser más de 100 GB, así que asegúrate de tener espacio suficiente.

Por supuesto, Bitcoin Core es el monedero por software oficial de la Fundación Bitcoin, pero eso no quiere decir que sea el único monedero por software disponible. Para una lista completa de monederos por software ingresa a: http://bitcoin.org/en/choose-your-wallet

Monederos Web

Si deseas evitar usar 100 GB de tu disco duro para almacenar la blockchain, puedes optar por un monedero basado en la Web, como “Coinapult”. Considero que este es el tipo de monedero ideal para los usuarios principiantes, especialmente los perezosos, ya que no requiere la instalación de aplicaciones en tu ordenador y puedes crear un monedero en cuestión de segundos para comenzar a usarlo inmediatamente. Este monedero garantiza un alto nivel de seguridad para tus bitcoins, goza de una reputación impecable, ofrece soporte 24/7 y la interfaz es sencilla e intuitiva, incluso para los principiantes.

La desventaja teórica de este tipo de monedero radica sólo en el hecho de que se encuentran en un recurso de terceros, y no en tu equipo, por que debes confiar en la empresa creadora. Puesto que no estarás ejecutando tus operaciones directamente en un nodo de la red de Bitcoin, tendrás que dirigir toda tu información confidencial a través de los intermediarios en línea hasta llegar a su plataforma. En otras palabras, son fáciles de usar, pero están lejos de ser tan seguros como los monederos que se instalan en tu ordenador o los monederos fríos (en breve veremos este tipo de monederos).

Nuevamente, te recomiendo que navegues a través de los distintos monederos disponibles en www.bitcoin.org para que veas las principales características de cada uno. No describiremos la instalación y uso de cada monedero disponible, ya que son bastante genéricos y la interfaz gráfica depende de cada caso en particular, pero en general, son aplicaciones muy simples de usar para un usuario promedio.

Es importante destacar que puedes utilizar varios monederos al mismo tiempo, por ejemplo, para almacenamiento de dinero, para hacer transacciones o bien para un uso de una única vez. Debes comprender que un monedero caliente puede ser hackeado, por lo que te recomiendo adoptar las mismas precauciones que con tu dinero tradicional: No almacenes todo tu dinero en un único lugar. Es por esta razón que es una buena idea usar monederos calientes solo para hacer transacciones y, por otro lado, mantener la mayor parte de tus bitcoins en un monedero frío sin conexión a Internet.

Sin embargo, si quieres hacer tus monederos aún más seguros, te recomiendo usar una cuenta de correo electrónico por separado para cada uno y protegerlos con autenticación de dos factores, y, lo más importante, anota todas tus contraseñas en un papel. Y a propósito de la seguridad, debes tener extremo cuidado con los “monederos de intercambio”. Los monederos de intercambio, como su nombre lo indica, son alojados por empresas de intercambio de bitcoins (veremos más sobre esto en el capítulo “Comprar Bitcoin”). Esta es la opción más popular entre los usuarios que desean invertir en bitcoins, pero han demostrado tener algunos inconvenientes.

Las principales violaciones que han ocurrido a la red Bitcoin se han realizado a expensas de los monederos de intercambio mal protegidos, como el famoso escándalo Mt.Gox. Mt.Gox fue una empresa de intercambio de bitcoin responsable del 70% de las transacciones de bitcoins a nivel mundial en su mejor momento. Un día, repentinamente desaparecieron millones de dólares en bitcoin (744.408 bitcoins). Esto dejó a cientos de miles de clientes sin sus bitcoins y sin forma de recuperarlos. Con el tiempo, la empresa se declaró en quiebra, y el director general fue detenido.

Debido a la naturaleza de la red de Bitcoin, nadie está capacitado para corregir este mal. Un destino similar cayó sobre Bitfinex, compañía que fue hackeada el 2016 perdiendo un estimado de $72 millones de dólares en bitcoin. Sin embargo, por la facilidad de uso de este tipo de monederos, esta es una opción que se ajusta a la mayoría de las personas que sólo utilizan pequeñas cantidades de bitcoin y que con frecuencia están comprando o vendiendo.

Por lo tanto, una estrategia inteligente si eres dueño de una gran cantidad de bitcoin, es guardar tus ahorros en un monedero aislado (monedero frío) y sólo mantener una pequeña cantidad de tus fondos en un monedero de caliente.

Monederos móviles

Los monederos móviles podrían ser la opción más práctica para el uso diario de bitcoin. Con este medio puedes utilizar tu Smartphone para pagar productos y servicios, o enviar fondos a otra persona. Este tipo de monederos te permiten pagar mediante el uso de la cámara de tu Smartphone al escanear un código QR, o incluso se pueden utilizar las conexiones NFC para enviar bitcoins a otras personas (la tecnología NFC permite que dos dispositivos puestos a unos cuantos centímetros de distancia intercambien datos e información).

Este tipo de tecnología se conoce como SPV, por sus siglas en inglés y significa “verificación de pago simplificado”, lo que implica que no almacenan una copia de la blockchain, por lo que es muy conveniente para el uso diario, aunque no contribuirías a la integridad de las transacciones en la red Bitcoin de la misma manera que lo harías si usaras una aplicación de escritorio.

Monederos fríos

Con la creación de un monedero caliente, ya estás listo para comenzar a utilizar bitcoins, sin embargo, suponiendo que deseas aprender cómo almacenar correctamente tus criptomonedas a largo plazo, hablaremos en más detalle sobre la forma de hacerlo.

El almacenamiento en frío es un término que se refiere exclusivamente a las claves privadas, que generalmente se crean y se almacenan en un entorno seguro y aislado. Esto significa que tus claves privadas no se encuentran en ningún sitio accesible desde la Web. Estos monederos se parecen a una unidad flash USB, similar a la imagen inferior, que se puede conectar a un ordenador y hacer una transacción rápida.

Este método es muy popular cuando se desea almacenar una cantidad significativa de fondos en criptomonedas y se realizan pocas transacciones. Este tipo de monederos poseen varias ventajas cuando se trata de seguridad y almacenamiento a largo plazo. Por ejemplo, las claves privadas se almacenan en una parte separada del dispositivo, y para la mayoría de los monederos de hardware, es imposible extraerlas y robarlas.

Los monederos de almacenamiento en frío más populares son Trezor, KeepKey y Ledger y los puedes comprar en las siguientes páginas (Tienen un precio promedio de $100 dólares):
https://trezor.io/
https://keepkey.myshopify.com/
https://www.ledgerwallet.com
Sin embargo, al momento de escribir estas líneas, el más recomendado es “Trezor” y con buena razón. Básicamente, se trata de una pequeña computadora que se encarga de las claves públicas y privadas, y te mantiene a salvo. Teóricamente, se considera que podrías conectar un Trezor a un equipo infectado, y tus monedas seguirían estando seguras.

Evidentemente, nunca un dispositivo será 100% seguro, pero los monederos de hardware son, por mucho, los más seguros. De todas maneras, independiente del sistema que uses, ten cuidado con los fabricantes y proveedores desconocidos y asegúrate de comprar siempre a vendedores de buena reputación.

Ahora, si quieres tener un monedero seguro, pero no quieres gastar $100 dólares, hay un método para hacerlo tú mismo. Eso es lo que veremos a continuación.

Cómo hacer un monedero Bitcoin de papel

Un monedero Bitcoin de papel es simplemente una clave pública y privada impresas en un papel. Generalmente se considera como un tipo de “almacenamiento en frío” extra seguro, ya que no entra en contacto con internet, aunque tiene algunas diferencias importantes que hacen que su presencia en esa categoría sea discutible.

Como su nombre lo sugiere, los monederos de papel generalmente están hechos de papel, aunque técnicamente también podrían estar hechos de plástico o cualquier otro elemento sobre el cual se pueda imprimir información duraderamente.

La siguiente imagen es un ejemplo de un monedero de papel generado a través de www.bitaddress.org:

Lo que se imprime en el papel son las claves privadas y públicas, generalmente en forma de QR, y esta última también sirve como la dirección para recibir dinero. Simplemente puedes copiar y pegar los códigos en un documento e imprimirlo. Asegúrate de borrar la copia del ordenador después. Nunca almacenes una imagen del monedero de papel en tu ordenador o Smartphone.

Para guardar tus bitcoins en estos monederos, simplemente envía tus bitcoins a la dirección pública que se muestra en el papel y luego guarda el papel en un lugar seguro. Es así de simple.

Se considera que los monederos de papel son extremadamente seguros al estar fuera del alcance de los hackers, pero siguen siendo susceptibles a los daños del mundo real. Alguien podría encontrar tu escondite, tomar una fotografía de tus claves y gastar todo el bitcoin asociado sin que lo sepas. O ¿Qué pasa si el lugar donde lo guardas se inunda? Claro, es poco probable, pero cuando estás asegurando una gran cantidad de bitcoin, vale la pena pensar en los peores escenarios. Incluso debes pensar en protegerlo del fuego. Además de los riesgos obvios de los daños causados por fuego o agua, la tinta podría desaparecer con el tiempo, haciendo que las claves sean ilegibles. Sin claves legibles, sin bitcoins.

Por lo tanto, eres tú quien debe evaluar si este medio de almacenamiento cumple con las características de seguridad que requieres de acuerdo a tus propias necesidades. De cualquier manera, si estás interesado en usar este medio de almacenamiento, los siguientes son algunos buenos generadores de monederos de papel:
www.bitaddress.org y www.walletgenerator.net son generadores de claves y direcciones aleatorias de código abierto que utilizan el motor de JavaScript de tu navegador, por lo que no se envían claves a través de Internet. Luego de generar una secuencia aleatoria al mover tu mouse, se generarán tus claves públicas y privadas, que luego podrás imprimir.

www.bitcoinpaperwallet.org es un sitio donde puedes crear una copia impresa de un monedero de papel en colores, con las líneas de plegado apropiadas, e incluso te venderán calcomanías inviolables para sellarla.

www.mycelium.com ofrece una forma original y aún más segura de generar monederos de papel, con un dongle USB que conectas directamente a tu impresora. El dispositivo genera un monedero de papel que se imprime automáticamente sin haber tocado tu computadora.

Nota: Los sitios mencionados aquí no son las únicas opciones disponibles, y no deben tomarse como una recomendación. Se trata de tu dinero, por lo que debes evaluar de acuerdo a tus propias necesidades.

Para añadir dinero a tu monedero de papel sigue los siguientes pasos:
1) Accede a tu monedero caliente (por software o por Web).

2) Crea una nueva transferencia.

3) Introduce la dirección pública que se muestra en tu monedero de papel.

4) ¡Eso es todo!
Muy bien, ahora hablaremos un poco más sobre las direcciones de Bitcoin y la privacidad.

Direcciones de Bitcoin y privacidad

La mejor forma de comprender qué son las direcciones de Bitcoin es haciendo una analogía con las direcciones de correo electrónico. Una dirección de correo electrónico te permite enviar y recibir mensajes de cualquier otra persona en la web que también cuente con una dirección de correo electrónico. Las direcciones de Bitcoin funcionan de manera similar, aunque existe una diferencia clave.

Una dirección de Bitcoin es una cadena específica de caracteres que identifica a tu monedero. Sin embargo, a diferencia de un correo electrónico, un monedero puede tener varias direcciones e incluso una nueva dirección por cada nueva transacción que realices.

En el caso de Bitcoin, la dirección tiene entre 26 y 35 caracteres alfanuméricos de longitud. Cada dirección comienza con 1 o 3 y distingue entre mayúsculas y minúsculas. Esta cadena de caracteres debe ser exacta o no se podrán transferir los fondos, pero eso no te debería sorprender si alguna vez has transferido fondos tradicionalmente.

Cuando desees recibir fondos, comparte tu dirección de Bitcoin con la persona que paga.

También puedes mostrar tu dirección públicamente, ya que tu dirección de Bitcoin no brinda acceso a tu cuenta de ninguna manera (a diferencia de tu clave privada), solo le dice a la red a dónde dirigir los fondos.

Este es un ejemplo de una dirección de Bitcoin:
1BvBMSEYstWetqTFn5Au4m4GFg7xJaNVN2
Para seguir con la analogía anterior sobre el correo electrónico, mientras que las direcciones de correo electrónico no cambian, la mayoría de los expertos recomiendan usar una nueva dirección de Bitcoin para cada transacción. Esto no significa que vas a crear un nuevo monedero cada vez, sino que simplemente vas a utilizar un nuevo identificador para las personas que te envían Bitcoin y hay varias razones para hacer esto:
Anonimato: Evidentemente, el problema con la reutilización de una dirección de Bitcoin es que corres el riesgo de perder el anonimato que viene con Bitcoin. Dado que Bitcoin opera en un libro de contabilidad público, las personas pueden ver tu dirección cuando aparece en el libro mayor y, con el tiempo, usar la misma dirección repetidamente facilita que los malos actores puedan mapear tus relaciones, transacciones y fondos entrantes. Sin embargo, esto no es un problema y solo debería ser una preocupación si quieres estar absolutamente seguro de mantener el anonimato.

Identificar pagos: Si eres una empresa o alguien a quien le gustaría hacer un seguimiento de las transacciones, es mucho más fácil hacerlo con direcciones de un único uso. Al vincular las transacciones a una dirección única, siempre puedes verificar que recibiste un pago en función de la dirección que le diste a ese cliente en particular. De esta forma, cada pago obtiene su propio identificador único que conocerás de antemano.

Así que ahora que conoces los beneficios de la creación de una nueva dirección para cada operación, ¿Cómo hacerlo? La respuesta no puede ser más sencilla. Tu monedero lo hará por ti. En la mayoría de los casos, sólo tienes que abrir tu carpeta y hacer clic en “Crear nueva dirección”. Para obtener instrucciones más específicas, echa un vistazo a la documentación de tu monedero en particular.

Comprar Bitcoin

En este capítulo vamos a explorar cómo puedes comprar algunos bitcoins. Esencialmente, hay dos formas principales de adquirirlos: Puedes comprar en las bolsas de intercambio más importantes (lo que se podría considerar “bancos de bitcoin”), o puedes comprar directamente de otros usuarios.

Bolsas de intercambio

Al igual que el intercambio de una moneda por otra, las principales bolsas facilitan el intercambio de criptomonedas con moneda fiduciaria (dólares, euros, etc.) y el proceso es muy parecido a cualquier intercambio de divisas. Estos intercambios operan en dos sentidos, es decir, sirven para intercambiar tu moneda local por bitcoins y viceversa.

Las bolsas www.coinbase.com y www.kraken.com son probablemente las más fáciles de comenzar a usar. En Europa, www.bitstamp.com tiene una gran reputación al trabajar con bancos europeos. Todas estas empresas de intercambios son líderes bien establecidos y reconocidas por la industria de la seguridad.

Esta es una guía para principiantes, por lo que no nos sumergiremos demasiado en todos los posibles intercambios que podrías utilizar, y para reiterar, al igual que con cualquier tecnología Bitcoin de terceros, asegúrate de no mantener demasiados bitcoins en un solo lugar. Recuerda que las plataformas de terceros son vulnerables ataques, por lo que se recomienda mantener sólo una pequeña cantidad de dinero en tu monedero en un momento dado.

Para comenzar a usar una bolsa de intercambio simplemente tienes que crear una cuenta en una empresa de intercambio con buena reputación, como las mencionadas anteriormente (Coinbase, Kraken o BitStamp). Para ello te pedirán información básica sobre ti y los métodos bancarios que utilizarás (giros bancarios, tarjetas de crédito, tarjetas de débito, transferencias electrónicas). Adicionalmente, te solicitarán que realices un proceso de verificación de identidad proporcionando información personal. Si alguna vez has creado una cuenta en un broker de Forex, esto no debería ser algo nuevo. Todo este proceso de validación es vital para el mantenimiento de registros de los intercambios y para prevenir el fraude y la actividad criminal. Este proceso se realiza enviando una copia de tu licencia de conducir o tu cédula de identificación, y normalmente puede tardar desde unas pocas horas a un par de días.

Las empresas de intercambios cobran una tarifa por la operación, pero como veremos luego, normalmente esta tarifa está mucho más estandarizada que las transacciones peer-to-peer.

El único problema que algunas personas encuentran al usar bolsas de intercambio son los límites en los montos que pueden comprar en un momento dado. Sin embargo, esto dependerá de la forma de pago que estás utilizando, por ejemplo, normalmente las tarjetas de débito tienen límites mucho más bajos que las transferencias bancarias, pero eso dependerá de tu caso particular.

Intercambios peer-to-peer

Lo bonito de Bitcoin es que no depende de ninguna autoridad ni tampoco intermediario. Nadie tiene el control de quién puede tener acceso a esta moneda, por lo que puedes comprar bitcoin directamente a otras personas.

Considerando que las empresas de intercambios operan con fines de lucro y requieren que uses alguna de sus limitadas sus opciones de pago, las transferencias peer-to-peer (o de persona a persona) tienen la ventaja de que puedes decidir la forma de pago y el monto que comprarás. Por supuesto, esto finalmente dependerá del acuerdo al que llegues con la persona que está vendiendo, pero en términos generales, cualquier método de pago es posible: transferencias bancarias, pagos en efectivo, PayPal, depósitos bancarios directos, y más.

Por el momento, el sitio más popular para los intercambios peer-to-peer es www.localbitcoins.com. En LocalBitcoins, puedes encontrar a personas interesadas en la venta de bitcoin y puedes comerciar con ellas en línea o en persona para pagar en dinero en efectivo. Por ejemplo, solo selecciona el país y la moneda en que deseas pagar, y verás una lista de usuarios que están vendiendo bitcoins basado en tus condiciones de búsqueda. En la siguiente imagen puedes ver que aparece el nombre del usuario, seguido por la cantidad de intercambios exitosos que ha realizado, un porcentaje que indica su reputación basado en comentarios de otros usuarios, una indicación de si está en línea en este momento, las formas de pago que acepta, el precio al que vende cada bitcoin y sus límites de venta.

Para quienes usan Bitcoin para el anonimato, las transferencias peer-to-peer son la opción ideal, ya que no hay documentos que presentar y no hay necesidad de probar tu identidad cuando compras o vendes directamente a otro usuario. Tampoco hay límites en los montos, excepto el de la cantidad que la persona está dispuesta a vender.

Las compras peer-to-peer pueden no ser tan sencillas como pulsar un par de botones en el ordenador, pero siguen siendo una gran opción para muchas personas. Vale la pena señalar, sin embargo, que el precio puede variar drásticamente. Algunos usuarios pueden pedir un alto margen de beneficio sobre el precio de mercado, por lo que es importante mirar bien las ofertas y ver lo que puedes encontrar.

En este momento es importante mencionar que la seguridad es primordial cuando se compra bitcoin de alguien que te encuentras en Internet. Se han documentado casos de personas que han sido asaltadas cuando se reúnen para intercambiar dinero en efectivo, así que, por favor siempre ten en consideración los riesgos de hacer una transacción en persona. La mayoría de la gente está dispuesta a aceptar transferencias bancarias o incluso transferencias por PayPal, en lugar de reuniones cara a cara.

Por lo tanto, para resumir, puedes comprar tus primeras bitcoins usando alguna bolsa de intercambio, en la que tendrás que registrarte y demostrar tu identidad, o bien directamente a otras personas que poseen bitcoin, usando el sitio www.localbitcoins.com. A modo de preferencia personal, prefiero comprar usando LocalBitcoins, ya que basta con seleccionar a un vendedor con buena reputación y que ofrezca un buen precio, contactarlo para pagar con PayPal, y depositará tus bitcoins en la dirección de tu monedero que habrás creado con anterioridad.

Muy bien, ahora que comprendes lo básico sobre cómo comprar bitcoin, en el siguiente capítulo aprenderás a gastarlo.

Gastar bitcoins

Gastar bitcoins es muy sencillo, y debido a que este es una guía para principiantes, hablaremos al respecto. Las compras en línea son la forma más común de gastar tus bitcoin y es la forma original en que se utilizaron. Para realizar compras en línea con bitcoin simplemente necesitas un monedero con bitcoins y la dirección de la persona a la que le estás comprando algo. Eso es todo. Basta con copiar y pegar la dirección en tu monedero e introducir la cantidad exacta de bitcoins que necesitas enviar.

Por supuesto, debes asegurarte de que sea un vendedor confianza. Las transacciones de Bitcoin no se puede revertir, por lo que es recomendable revisar que el vendedor tenga un buen historial de envío de productos antes de realizar tu pago.

Además de las compras en línea, también es posible pagar con bitcoin presencialmente en algunas tiendas que lo aceptan. www.coinmap.org es una aplicación web muy útil para esto. Ingresa a su sitio web y podrás encontrar tiendas cerca de ti que están aceptando Bitcoin. Te sorprenderás de cuántos lugares se han unido al futuro. Para pagar en estas tiendas, la forma más común de hacerlo es utilizando la aplicación móvil de tu monedero (para tu Smartphone) para enviar bitcoin directamente a la dirección que indiques. Esto es tan fácil como escanear un código QR, y listo.

Finalmente, debemos considerar las “Tarjetas de débito Bitcoin”. Las tarjetas son el símbolo del comercio moderno y las usamos para pagar en todo tipo de lugares, por lo que, afortunadamente, ahora existen muchas compañías que ofrecen tarjetas de débito que funcionan igual que las tradicionales, excepto que están conectadas a tu monedero Bitcoin.

www.cryptopay.me es uno de los proveedores de tarjetas de débito más antiguos de Bitcoin y ofrecen una tarjeta de débito con chip o PIN que se puede utilizar en cualquier parte del mundo que acepte tarjetas VISA. Al momento de escribir estas líneas, es posible solicitar una tarjeta sin siquiera presentar una prueba de identificación. Sólo ingresa a su sitio web y sigue las instrucciones.

Como puedes ver, usar Bitcoin es más fácil de lo que probablemente pensabas y se está haciendo cada día más popular. Sin embargo, un gran desafío para el uso diario de bitcoins en pequeñas transacciones son las tasas. Cada transacción, por pequeña que sea, por lo general tiene que pagar una comisión a los mineros con el fin de que sea incluido en el siguiente bloque. Si sólo estás haciendo pequeñas transacciones en tiendas, esas comisiones se acumularán y en poco tiempo será un monto considerable. Este es un gran obstáculo en el camino de la adopción de bitcoin como moneda diaria, por lo que, si queremos que sea útil para las pequeñas transacciones diarias, esas tasas se tendrán que reducir sensiblemente y, a propósito de mineros y comisiones, ese será el tema que veremos en el siguiente capítulo.

Minería de Bitcoin

Es hora de comprender un poco más de donde provienen los bitcoins. Como probablemente sepas, en el caso de las monedas de papel tradicionales, es cada gobierno el que decide la cantidad a imprimir y se encarga de todo. Tu único trabajo consiste en ganar el dinero y gastarlo. Por otro lado, con Bitcoin es un poco más complicado, ya que no hay gobierno central, pero finalmente esa es una de sus principales ventajas. Debido a que no hay un gobierno central, existe un proceso llamado “minería de bitcoin” en el que cualquier persona con las herramientas adecuadas puede participar.

¿Pero qué es la minería de bitcoin?
Bueno, los bitcoins tienen que venir de alguna parte, ¿Verdad? En esencia, los bitcoins vienen de una serie de cálculos realizados por ordenadores pertenecientes a personas (o grupos de personas) denominadas “mineros” a cambio de recompensas. Estas mismas personas son también los que confirman las transacciones y mantienen la red segura.

Como verás en este capítulo, cualquier persona puede participar en el proceso de minería, aunque para la mayoría ya no es un proceso rentable debido a los grandes actores que comenzaron a participar en esta actividad.

El trabajo más importante de la minería Bitcoin es asegurar la red Bitcoin solucionando complejos puzles criptográficos basados en el contenido del bloque actual. En términos sencillos, el ordenador del minero crea un hash de todo el contenido del bloque en el que está trabajando, y ese hash debe coincidir con ciertos criterios para que la red lo acepte. Por lo tanto, en una especie de “prueba y error”, el ordenador va agregando caracteres aleatorios al contenido del bloque hasta que encuentra una cadena que coincide con los criterios del puzle. Debido a que el rompecabezas es tan difícil de resolver, cualquiera que intente atacar la red y alterar la blockchain necesitaría una enorme potencia de cálculo con el fin de minar bloques falsos más rápido de lo que los mineros reales de todo el mundo minan bloques genuinos. Por lo tanto, este proceso sirve para asegurar la red.

Adicionalmente, cuando alguien envía una transacción a la red Bitcoin, los mineros también hacen el trabajo de confirmar que la transacción sea válida antes de incluirla en un bloque. Esto implica peinar hacia atrás a través de la blockchain para asegurarse de que las monedas que participan en la transacción ya no se han gastado en otro lugar.

Todo el trabajo realizado por los mineros no es gratis, sino que es recompensado. Actualmente esa recompensa es de 12 bitcoins. Por cierto, el primer bloque (Génesis) fue creado por Satoshi Nakamoto y fue recompensado con 50 bitcoins. Hoy, la recompensa por un bloque correctamente formado comienza a disminuir y se estima que decaerá a un valor infinitesimal el año 2140.

Hoy en día circulan más de 16 millones de bitcoins en el mundo, mientras que se extraerán un total de 21 millones. Este límite está programado por el algoritmo de la red misma. La cantidad limitada de Bitcoins hace que la inflación de esta moneda sea imposible y también evita que se deprecie con el tiempo. El ecosistema de Bitcoin incluso cuenta con un modelo deflacionario, ya que muchas personas pierden sus monedas al olvidar las contraseñas de sus monederos o al enviar dinero a la dirección incorrecta.

Bueno, volviendo al tema de las recompensas por crear bitcoins. ¿A quién no le gustaría ganar bitcoins sólo por tener un programa ejecutándose en el ordenador? Bueno, al menos así era al principio cuando se comenzó a popularizar la minería Bitcoin. Básicamente, en ese tiempo las personas usaban sus computadoras personales para crear nuevos bloques y ganaban recompensas al mismo tiempo que se construía la red. Sin embargo, ahora la minería de Bitcoin se ha vuelto muy competitiva y la mayoría de las operaciones se realizan en grandes instalaciones industriales especialmente dedicadas a la minería de Bitcoin ubicadas en Rusia y China, por lo que capturan la mayoría de las recompensas.

Debido a esto, los mineros se dieron cuenta de que no era rentable trabajar de manera independiente, ya que la probabilidad de encontrar un bloque depende de la “tasa de hash”, o, dicho de otra manera, de cuán poderosa sea la máquina de ese minero, por lo que hoy en día, si solo usas tu computadora portátil en casa, nunca encontrarás un nuevo bloque. Por lo tanto, para obtener una recompensa más estable, los mineros se comenzaron a unir en los llamados grupos de minería o “pools” de minería y usan su poder unificado para obtener ganancias más regulares.

Muy bien, recuerda que este es un libro de introducción, por lo que no profundizaremos sobre cómo configurar una plataforma de minería, ya que depende del hardware y software específico que utilices, y también depende de si minarás en solitario o en grupo, por lo tanto, el principal objetivo de este capítulo será brindarte una introducción para que te hagas una idea general, y luego, si lo deseas, puedas investigar más de acuerdo a tus necesidades específicas. Este capítulo es importante, ya que existen muchos recursos en línea sobre criptomonedas, pero al mismo tiempo son increíblemente difíciles de entender debido a que la industria se ha llenado de detalles técnicos y abreviaturas que pueden ser difíciles de descifrar para el principiante. Esta guía está escrito con el principiante en mente, por lo que mantendré al mínimo la jerga técnica innecesaria.

Hardware de Minería

A continuación, echaremos un breve vistazo al hardware involucrado en la minería de Bitcoin.

CPU
Al principio, la única manera de minar bitcoins era utilizando la CPU de tu ordenador. Así era como funcionaban las cosas inicialmente en el modelo original de Satoshi, y fue bastante efectivo. Con los años, los mineros han trabajado para encontrar maneras mucho más eficaces de minar, y ahora una CPU no tiene el poder para explotar de manera eficiente las nuevas monedas a una tasa que resulte rentable. Esto se debe a que la CPU está diseñada para ser la unidad de toma de decisiones de tu equipo y no para realizar el trabajo pesado.

Sin embargo, existen un par de situaciones en las que podrías querer realizar la minería por CPU. En primer lugar, puedes usar este método si sólo te interesa ser consciente que formas parte de la red. Puede que no ganes dinero con ello, pero puedes estar tranquilo al saber que estás haciendo tu pequeño aporte para mantener la red en marcha y mejorar el futuro de Bitcoin. En segundo lugar, también puedes unirte a un grupo de mineros (un grupo de usuarios que unen sus recursos para compartir las recompensas que ganen). En breve hablaremos más sobre los grupos de minería.

GPU
Mientras que la CPU es responsable de la toma de decisiones, la GPU es el verdadero caballo de batalla de tu ordenador. La GPU se encarga del procesamiento de gráficos y realiza las complejas tareas matemáticas involucradas en el funcionamiento de los vídeos. Es por esta razón que la minería por GPU es considerablemente más rápida que la minería por CPU y se convirtió en la opción preferida por los mineros.

FPGA
El siguiente nivel de la minería Bitcoin llegó con el advenimiento de los sistemas FPGA, siglas para “Field Programmable Gate Array” o “Matriz de puertas programables”. Los laboratorios Butterfly lanzaron la primera versión de este éxito, que es una pieza de hardware de minería de Bitcoin que se dedica por completo para este único fin. Estos dispositivos han hecho la minería de Bitcoin verdaderamente rentable y eficiente, ya que consumen muy poca energía, son baratos y fáciles de usar.

ASIC
El último invento ha sido el desarrollo de chips de circuitos integrados para aplicaciones específicas, o ASIC por sus siglas en inglés. Estos llegaron por primera vez al mercado el año 2013, y han mejorado dramáticamente. Estos dispositivos no pueden hacer nada más que la minería de Bitcoin y son tremendamente poderosos. Estos son los mejores dispositivos para la minería de Bitcoin, dado que ahora es imposible minar de forma rentable con tu computadora.

Hoy en día, la verdadera minería se realiza con estos dispositivos, usualmente ubicados en centros de datos regulados térmicamente con acceso a electricidad de bajo costo.

Para encontrar el mejor dispositivo ASIC para ti, hay dos factores importantes que debes examinar:
Tasa de hash: ¿Cuántos hashes por segundo puede hacer el hardware? Mientras más hashes más costo.

Consumo de electricidad: Querrás comprar el hardware más eficiente posible. Dado que los mineros usan una gran cantidad de electricidad, necesitas comprar un equipo que convierta la mayor cantidad de electricidad en bitcoins.

Los siguientes son algunos de los dispositivos más populares en la actualidad, para que te hagas una idea de los precios y de su poder de procesamiento:

Este enorme poder de procesamiento disponible para cualquier persona en el mundo, hace que el entorno actual sea muy competitivo para la minería de bitcoins, por lo que es poco probable que vayas a ganar suficiente dinero como para renunciar a tu empleo, pero aun así podría ser un pasatiempo divertido.

Te vuelvo a recordar que este es una guía para principiantes y para hablar en profundidad sobre la minería de bitcoin se requiere de un libro completo. Aun así, este capítulo es una breve introducción que te brinda una visión general que te permitirá saber qué buscar en caso de que quieras profundizar en la minería.

Software y pools de minería

Es importante tener en cuenta que el hardware de minería Bitcoin proporciona el poder para el proceso propiamente dicho de la minería, pero el software de minería es igual de importante.

Si eres un minero independiente: El software conectará a tu equipo con la blockchain.

Si minas con un grupo: El software te conectará a tu grupo de minería.

Los principales softwares de minado son los siguientes:
Bitcoin Miner: Se puede instalar en Windows 10 y tiene una interfaz fácil de usar, cuenta con modo de ahorro de energía y soporte para pool de minería. Una característica muy útil es la función de registros de ganancias, ya que esto te ayuda a saber si tu minería es rentable o no.

CGMiner: Podría decirse que CGMiner es el software más popular del momento y cuenta con control de velocidad del ventilador, capacidad para interfaces remotas, auto detección de nuevos bloques, soporte para múltiples GPU y soporte para minería con CPU.

BFGMiner: Es similar a CGMiner, con la importante diferencia de que no se enfoca en GPUs, sino que está diseñado específicamente para ASICs. Cuenta con overclocking integrado y control de ventilación.

Conviene recordar que a medida que la dificultad de la minería ha aumentado, más y más personas están recurriendo a los grupos o pools de minería. Esto significa que, para un minero que trabaja solo, podrían pasar años antes de que genere un bloque y gane la recompensa, mientras que los grupos de minería distribuyen sus ganancias basado en la potencia de cálculo que cada integrante aporta a cada bloque que resuelven en conjunto. Por lo tanto, en caso de que quieras unirte a un grupo de minería, a continuación, veremos una lista de las pools más populares del mundo:
AntPool: Es un grupo de minería ubicado en China, mantenido por BitMain y mina alrededor del 15% de todos los bloques.

DiscusFish/F2Pool: Este grupo también está ubicado en China y ha minado alrededor del 12% de los bloques en los últimos seis meses.

BitFury: Es uno de los mayores productores de hardware de minería de Bitcoin y mina alrededor del 12% de todas las bitcoins. Lamentablemente es un pool privado y no es posible unirse, pero vale la pena tenerlo en cuenta.

BTCC: Es el tercer pool de Bitcoin más grande de China y actualmente mina alrededor del 7% de los bloques.

BW Pool: Es otra compañía de minería establecida el 2014, también radicada en China, y actualmente mina alrededor del 8% de los bloques.

Slush: Fue el primer pool de minería y actualmente mina alrededor del 6% de los bloques. Este es probablemente uno de los pools más populares, a pesar de no ser uno de los más grandes.

En la siguiente imagen puedes ver un gráfico con la distribución de los pools que minan más bloques en el mundo:

Vale la pena mencionar que los mineros Bitcoin pueden cambiar entre pools de minería fácilmente, así que el tamaño de los pools y su participación en el mercado está en constante cambio.

Para resumir, minar bitcoins en solitario dejó de ser una actividad rentable, probablemente gastarás más electricidad que las monedas que ganes, pero sigue siendo una actividad interesante de realizar, incluso con tu ordenador personal, si quieres sentir que estás contribuyendo a mantener la red Bitcoin. Por otro lado, si quieres tomarlo como una actividad en serio, deberás invertir dinero en hardware especializado, como los dispositivos ASIC, y preferiblemente unirte a una pool.

La Seguridad del Bitcoin

La seguridad es una de las primeras cosas que se nos viene a la mente cuando hablamos de una moneda digital. ¿Qué tan seguro es usar Bitcoin? La respuesta está mucho más allá de decir “Sí, Bitcoin es seguro”, por lo que en el siguiente capítulo cubriremos cada aspecto de seguridad del ambiente Bitcoin.

Nodos de Bitcoin

Un nodo es cualquier computadora o dispositivo conectado a la red de Bitcoin. Se dice que un dispositivo es un “nodo completo” cuando está en línea, tiene un historial completamente descargado de la blockchain y está transmitiendo a la red.

Si bien, ejecutar un nodo de bitcoin no es recompensado, a diferencia de la minería, ayuda a mantener la blockchain segura. Si eres alguien que está interesado en la tecnología o quieres ayudar a crear el futuro, esta es una gran manera de participar.

Sin embargo, hay un problema teórico que podría afectar la privacidad de las transacciones. Como ya hemos hablado en esta guía, las direcciones bitcoin no contienen ningún dato sobre la identidad de la persona que la posee y, cuando se inician las transacciones, los datos no se envían directamente entre el emisor y el destinatario. De hecho, los datos se transmiten a un conjunto aleatorio de nodos que reenvían la información a otros nodos al azar. Este comportamiento hace muy difícil rastrear bitcoins en cada paso del camino, incluso si sabes de dónde vienen y hacia dónde van.

El problema de seguridad surge cuando alguien tiene el control de múltiples nodos que están recibiendo los datos. Teóricamente, los datos combinados podrían darle un vistazo de donde vino originalmente la transacción. Sin embargo, con la cantidad de nodos que operan en la red Bitcoin, esto es muy poco probable, y mientras más nodos se añadan, es menos probable que un ataque como este se lleve a cabo. Si quisieras saber cuántos nodos hay en este momento y dónde se encuentran, puedes ingresar a http://getaddr.bitnodes.io
En la siguiente imagen puedes ver la cantidad de nodos al momento de escribir estas líneas y su concentración alrededor del mundo.

Entonces, ¿La red Bitcoin se puede piratear?
A pesar de que la red descentralizada Bitcoin no puede ser pirateada, no significa que otras partes de la tecnología Bitcoin sean inmunes a los ataques. Piénsalo de esta manera: Internet no puede ser pirateada, pero tu computadora definitivamente puede serlo.

De la misma manera, los servicios que usan la red Bitcoin a veces pueden ser víctimas de piratas informáticos, ya que normalmente dependen de sistemas centralizados para mantener sus datos. Sin embargo, incluso si un servicio es pirateado, la red Bitcoin se mantendrá segura, ya que no existe una conexión directa entre las dos tecnologías. Es decir, mientras que las empresas de intercambios y monederos usan la Blockchain para procesar y verificar las transacciones, siguen utilizando tecnologías separadas. En los últimos 10 años, la blockchain no ha tenido ninguna infracción de seguridad.

Sin embargo, en teoría, existe una manera de que Bitcoin pueda ser hackeada, pero es sólo eso, una teoría. Dado el tamaño de la red, sería casi imposible que realmente suceda, pero es importante comprender esta amenaza latente si verdaderamente quieres tener una idea de la seguridad de la tecnología Bitcoin.

El teórico ataque del 51%

Un ataque de 51% es puramente teórico y es muy poco probable que suceda. La idea es la siguiente: Si alguien tuviera el control de al menos el 51% de la potencia de cálculo de la red Bitcoin (el poder de procesamiento de la minería), podría alterar la blockchain y causar graves daños a todos los que utilizamos bitcoin. La persona a cargo del 51% podría evitar que los otros mineros confirmen las transacciones, y de esta forma, tomar esas transacciones y las recompensas para sí mismo.

¿Qué probabilidad hay de que esto ocurra?
El 2013 y 2014 un grupo de minería llamado Ghash.io fue el más grande en el mundo, y en algunos momentos alcanzó el umbral del 51%. Esto fue completamente involuntario, pero seguía siendo una amenaza para la seguridad de la blockchain. Como resultado, los propietarios de la pool y la comunidad minera en general comenzaron a discutir lo que se debía hacer para evitar que volviera a suceder en el futuro, ya sea a propósito o no. Para resolver la situación, Ghash.io se comprometió a no superar el 29,9% del total de hash generados. Al momento de escribir estas líneas, ninguna otra pool ha estado cerca de esa marca, y el crecimiento de la red Bitcoin ha hecho cada vez más difícil que eso ocurra. En la actualidad, China tiene algunas pools que operan alrededor del 25% de la red, pero nada sobre el nivel de Ghash.io.

El gasto doble

Otro de los posibles ataques que pudieran afectar a la red de Bitcoin es lo que se conoce como el “gasto doble”. El gasto doble significa que alguien (teóricamente) podría gastar sus bitcoin dos veces. No entraremos en los detalles técnicos de cómo se podría realizar este ataque, ya que es innecesario para el objetivo de este guía, pero si te puedo decir que es un ataque tan poco probable, que es más fácil minar bitcoins que gastar la misma bitcoin dos veces. Sin embargo, más vale prevenir que curar, por lo que siempre es aconsejable que esperes confirmaciones cada vez que recibas bitcoins.

Anonimato
Este es un aspecto que siempre recibe una amplia cobertura, pero ¿Bitcoin es realmente anónimo? La respuesta más sencilla es “no, ninguna criptomoneda es totalmente anónima”. Sin embargo, es evidente que hay un mayor nivel de anonimato en las monedas digitales en comparación con las transacciones tradicionales con tarjetas de crédito, pero decidir si este es un nivel de anonimato suficiente o no, es una cuestión de opinión personal.

Para empezar, los monederos de Bitcoin solamente se identifican por la cadena de números y letras que componen la dirección de esa carpeta específica. No hay otra información ligada a ese conjunto de datos. No incluye tu nombre. No incluye tu dirección. No incluye ninguna otra información que pudiera identificarlo como tu propio monedero personal. Con esto ya puedes tener un nivel de seguridad y anonimato que nunca podrías conseguir con los métodos bancarios tradicionales. Sin embargo, esto no significa que no queden registros de lo que tu monedero está haciendo. Debido a la naturaleza misma de la blockchain, todas tus transacciones son parte del registro público y quedan visibles para cualquiera que busque en el libro mayor público.

Todas las transferencias entrantes y salientes quedan a la “intemperie”. Por ejemplo, digamos que envías 0,005 bitcoin a un amigo. Esa transacción se llevará a cabo en público, pero nadie sabrá quienes son las dos partes involucradas en la transferencia.

Aquí te daré una palabra de precaución. Si alguien tiene la dirección de tu monedero público, es relativamente fácil realizar un seguimiento de tus transacciones utilizando el sitio web www.blockchain.info.

TOR

Si realmente deseas permanecer en el anonimato, siempre existe la opción de añadir una capa adicional de cifrado a través de una herramienta llamada “The Onion Router”, más conocida como TOR. TOR se basa en una tecnología que fue desarrollada a mediados de los años 90 por el Laboratorio de Investigación Naval de los Estados Unidos para hacer posible que los servicios de inteligencia tuvieran acceso a nuestra información en línea. El 2002, después de que el código fue lanzado al público, dos expertos utilizaron la tecnología para crear TOR, un navegador web completamente gratuito que hace que sea casi imposible rastrear el tráfico en línea. Lo que hace esta herramienta es cifrar los datos en múltiples capas y luego los envía a varios nodos diferentes que descifran un trozo cada uno. Al momento que la información llega a ti, se ha cifrado y descifrado de una manera que hace parecer como si viniera de todas partes y de ninguna a la vez.

Para los usuarios de Bitcoin, esta tecnología significa que pueden acceder a sus monederos basados en la Web sin revelar ninguna dirección IP que pudiera identificarlos.

Para usar TOR basta con como descargarlo desde https://torproject.org y luego realizar la instalación normalmente. A continuación, te daré algunos consejos si lo vas a utilizar:
No instales plugins en el navegador: TOR, por defecto, bloquea una gran cantidad de plugins como Flash, RealPlayer y otros, ya que pueden revelar tu dirección IP. Evita instalar cualquier plugin adicional, ya que podrían revelar información que te pueda identificar.

Usa las versiones HTTPS de los sitios: TOR encripta todo el tráfico que ocurre en la red, pero sólo utilizando las versiones HTTPS de los sitios que visitas puedes asegurarte de que sigues estando seguro.

No abras los archivos descargados mientras estés conectado a internet: Algunos archivos pueden descargar archivos auxiliares que pueden revelar tu dirección IP.

Crea un nuevo monedero: Si realmente te preocupa permanecer en el anonimato, deberás crear un nuevo monedero usando TOR. Cualquier transacción que hayas realizado usando tu dirección IP nativa podría ser rastreada, por lo que deberás empezar desde cero creando un nuevo monedero.

Como hemos visto a lo largo de esta guía, si bien es cierto que han ocurrido casos de personas que perdieron Bitcoins, ninguno de esos casos tuvo relación con algún problema de seguridad de la red de Bitcoin en sí, sino con los servicios que han surgido a su alrededor. Sin embargo, mediante la comprensión de los temas que hemos cubierto hasta ahora, espero que tengas la tranquilidad de que Bitcoin es una de las tecnologías de red más segura que han existido y te brinda niveles de privacidad sin precedentes. Pero espera, aún no hemos terminado. En el siguiente capítulo veremos algunas historias que definitivamente deberías leer.

Historias sobre Bitcoin

A lo largo de su corta existencia, Bitcoin ha aumentado explosivamente su valor y luego se ha desplomado, dando lugar a una gran cantidad de historias curiosas. Estas son algunas de mis favoritas.

La famosa pizza

Una de las historias más famosas que implican transacciones de bitcoin fue la famosa pizza comprada en el 2010. La historia ocurrió el 22 de mayo de ese año, cuando un hombre llamado Laszlo Hanyecz, programador y usuario del sitio BitcoinTalk, decidió publicar en el foro que pagaría 10 mil bitcoins a cualquier persona que le llevara dos pizzas.

En aquella época las bitcoins estaban valoradas en unos 0,003 dólares, por lo que el monto ofrecido equivalía a unos de 30 dólares. Evidentemente, Hanyecz no tenía idea de lo que pasaría con la divisa con el pasar del tiempo.

Realizada la propuesta, alguien decidió comprar un par de pizzas en Papa Johns y entregárselas a Hanyecz a cambio de las bitcoins, por lo que pagando sólo 25 dólares obtuvo su recompensa de 10,000 bitcoins, pero no fue hasta meses más tarde cuando el valor de la divisa se disparó y esta publicación en el foro alcanzó tal popularidad que, para quienes usan la divisa, el 22 de mayo pasó a ser el “Día de la Pizza Bitcoin” (Bitcoin Pizza Day). Solo queda mencionar que, al momento de escribir estas líneas, las 10 mil bitcoins equivalen a más de 106 millones de dólares, lo que hace que seguramente Hanyecz se arrepienta de su antojo de comida.

El caso de los bitcoins olvidados

Lo que le ocurrió al galés James Howells es una tragicomedia. El 2009, poco después del lanzamiento de Bitcoin, decidió comprar 7.500 bitcoins, que en aquel momento podían adquirirse por muy poco dinero. Fue tan pequeña la inversión, que al poco tiempo la olvidó. Guardó su monedero virtual en su ordenador portátil y siguió con su vida. La suerte de Howells cambió al año siguiente cuando una limonada se derramó sobre el notebook donde guardaba sus bitcoins. El ordenador quedó inservible, pero, al menos, tuvo la audacia de conservar el disco duro y lo guardó en un cajón, aunque volvió a olvidarse de sus criptomonedas.

El 2012, mientras limpiaba su casa, tampoco recordó que en aquel disco duro guardaba su inversión y, cuando se encontró con el hardware, decidió tirarlo a la basura.
No fue hasta noviembre del 2013 cuando, al leer en las noticias varias referencias al meteórico aumento del valor de la moneda virtual, recordó que cuatro años antes había comprado varios miles de bitcoins, que ahora valían millones de dólares. Sin embargo, el corazón le dio un vuelco cuando finalmente recordó que había tirado a la basura el disco duro donde guardaba su monedero. Desesperado, revisó cada uno de sus ordenadores con la esperanza de encontrar una copia de seguridad, pero no tuvo éxito.

Howells no se quedó con los brazos cruzados y decidió ir directamente al basurero, pero su desesperación aumentó cuando comprobó que las dimensiones superaban a las de un campo de fútbol, con una capa de desperdicios de varios metros de altura. Al momento de escribir estas líneas, las bitcoins perdidas de Howells equivalen a más de 75 millones de dólares. “No sé si reír o llorar”, declaró al periódico “The Guardian”. Resignado a perderlo para siempre, terminó recurriendo a la caridad, creando un monedero virtual donde acepta donaciones de los usuarios para ayudarlo recuperar parte de su dinero.

No se lo digas a mi esposa

Un hombre que solo se hace llamar Alex, relata a www.news.com cómo perdió más de 13 millones de dólares en bitcoins. Él es un desarrollador de juegos de Melbourne, y en el reportaje pidió no usar su nombre real “porque si mi esposa los sabe, estoy muerto”. A finales del 2009, cuando bitcoin todavía estaba en su infancia y se podía minar con un ordenador personal, este autodenominado entusiasta de la tecnología comenzó a minar solo por diversión.
“En los primeros días de la minería, es uso de GPU era algo muy novedoso y con una sola tarjeta se podían extraer bastantes monedas por día.”
A medida que crecía la popularidad de Bitcoin, “la blockchain aumentó a varios Gigabytes de tamaño, así que finalmente lo eliminé e hice una copia de seguridad del pequeño archivo cifrado de mi monedero para guardarlo en una memoria USB.”
Ese monedero contenía las claves criptográficas para los más de mil bitcoins que Alex había extraído.

A finales de 2013, cuando el precio del bitcoin alcanzó un máximo de $980 dólares, de repente recordó su monedero. “Conecté el dispositivo USB a mi ordenador para intentar acceder al archivo, pero el dispositivo encendió e inmediatamente se apagó. Era una de esas memorias baratas hechas en China”, dijo.

Al momento de escribir estas líneas, sus 1000 (o más) bitcoins ascienden a más de 13 millones de dólares. “Es el peor error de mi vida”, dice. “Nunca hagas copias de seguridad de nada en un disco o memoria USB de fabricación china.”
Alex perdió su dinero para siempre y, desafortunadamente, este tipo de historias no es única. A medida que el interés por Bitcoin se mantiene en un punto álgido, la atención se está dirigiendo hacia los miles de millones de bitcoin que se han perdido. De los más de 16.7 millones de bitcoins en circulación, casi 4 millones podrían estar perdidos para siempre, según una investigación realizada por la firma digital forense Chainalysis, basada en un análisis de la blockchain.

El estudio, reportado por Fortune, concluyó que se han perdido entre 17% al 23% de la oferta existente, que ascienden a más de 30 mil millones de dólares y los mineros e inversores de los primeros días, conocidos como “hodlers”, son dueños de la gran mayoría los bitcoins perdidos.

Viajando por el mundo con 25 millones de ganancias

En julio del 2017 se publicó en www.forbes.com la historia de un multimillonario que viaja por el mundo gracias a sus ganancias por invertir en bitcoin. Evidentemente, el protagonista de la historia pidió ocultar su verdadero nombre, por lo se hizo llamar señor Smith. Él ha estado viajando por el mundo con un estilo ultra lujoso durante los últimos cuatro años. Solo vuela en primera clase y se hospeda exclusivamente en suites de 5 estrellas. En los últimos treinta días respecto al momento de la entrevista, había visitado Singapur, Nueva York, Las Vegas, Mónaco, Moscú, de regreso a Nueva York, Zurich y Hong Kong.
El señor Smith cuenta que después de terminar la universidad en 2008, consiguió un trabajo respetable como ingeniero de software para una gran compañía de tecnología en Silicon Valley. Era un buen empleado y fue a través de uno de sus colegas “igualmente nerd”, que en julio de 2010 escuchó por primera vez sobre Bitcoin. Para octubre de 2010, Smith ya estaba listo para participar, pagando un poco más de 0.15 dólares por bitcoin. “No tenía idea de cuánto invertir, pero tenía un buen sueldo en ese momento, así que decidí invertir 3 mil dólares.”
Durante los siguientes tres años, Smith se dedicó a tiempo completo a su trabajo diario y se olvidó en gran medida de su inversión, hasta que el precio de Bitcoin comenzó a generar más novedades el 2013. “No podía creer lo rápido que se apreciaba, empezó a aumentar un 10% o más todos los días. Estaba nervioso, emocionado, aterrado y confundido, todo al mismo tiempo.” Cuando el precio llegó a los 350 dólares, más de dos mil veces lo que pagó, Smith vendió 2,000 de sus bitcoins, y cuando (pocos días después) el precio llegó a $800 dólares, vendió 2,000 más. Así, Smith había amasado una ganancia inesperada de 2,3 millones de dólares. “Fue absolutamente loco”, dice. “Dejé mi trabajo y comencé a viajar alrededor del mundo la semana siguiente”.

Finalmente, Smith reconoce que al momento de la entrevista ha retirado “25 millones de dólares, más o menos”, y aún le quedan mil bitcoins.

Cuando le preguntan a Smith por qué eligió vender sus bitcoins, y si sentirá remordimiento si el precio vuelve a subir, él niega con la cabeza y dice. “Ahora tengo todo lo que he soñado. Viajo por todo el mundo visitando amigos, hago lo que quiero con mi tiempo y nunca tendré que preocuparme por el dinero por el resto de mi vida. Sería un tonto absoluto si aún no hubiera cobrado.”
Estas historias probablemente te harán desear haber invertido antes, pero lo importante es recordar que aún existen increíbles oportunidades en Bitcoin. El hecho de que todavía no hayas empezado no significa que ya no puedas beneficiarte de Bitcoin. Unirse a Bitcoin es tomar parte en una revolución tecnológica que muy posiblemente cambiará la tecnología y el dinero tal como lo conocemos.

Conclusión

¡Aquí lo tienes! Ahora deberías tener una muy buena comprensión de la tecnología Bitcoin, y si es así, significa que hice mi trabajo correctamente. La pregunta ahora es, ¿A dónde ir desde aquí?
Lógicamente, eso depende de lo que estés buscando.

A partir de ahora, una excelente fuente de información que puedes revisar es el wiki de Bitcoin en https://en.bitcoin.it/wiki/Main_Page. Esta página es en inglés, pero poco a poco se están agregando nuevos idiomas, y en último caso, puedes usar el traductor de Google para tener una versión en tu idioma. Ahí podrás encontrar explicaciones en profundidad de casi todos los aspectos de Bitcoin. Si estás interesado en profundizar tu comprensión sobre cómo opera la tecnología, o si deseas investigar las últimas tendencias de la minería para crear tu propia plataforma, este es el lugar al que debe dirigirte en primer lugar.

O tal vez lo que deseas es obtener información de otras fuentes no oficiales. En este caso te recomiendo que eches un vistazo a algunos de los documentales que aparecen en el siguiente sitio (no olvides habilitar los subtítulos en YouTube):
http://coindesk.com/six-bitcoin-documentaries-watch
Si lo que deseas es mantenerte al día con todo lo que ocurre en el mundo Bitcoin, puedes echar un vistazo a estos sitios:
http://bitcoin.com
http://coindesk.com

Home


http://cointelegraph.com
Sin embargo, independientemente de cual sea el camino que quieras tomar a partir de ahora, recuerda esto: A pesar de todos los recursos disponibles en la Web, una de las cosas más importantes que puedes hacer en este momento es comenzar a usar Bitcoin. ¿De qué sirve todo el conocimiento que ahora posees si no lo pones a trabajar?

  • Crea un monedero.
  • Compra tus primeras bitcoin
  • Usa Bitcoin cada vez que puedas.
  • Paga en las tiendas cada vez que se pueda.
  • Regala algunas monedas a tus amigos o familiares.
  • Inicia una cuenta de ahorros de Bitcoin.
  • Establece un equipo de minería básica, incluso si sólo utilizas la CPU.
  • Propaga la palabra. Cada persona con la que compartas Bitcoin, será otra persona que se una a la red.

Hay mucha especulación en relación a Bitcoin y todo el mundo dice saber lo que depara el futuro para esta moneda digital, pero, para ser honesto, nadie lo sabe a ciencia cierta. Lo que sí sabemos es que en el futuro habrá cada vez más avances tecnológicos gracias a Bitcoin, se desarrollarán nuevos dispositivos de seguridad, se darán otros usos a la tecnología blockchain, se crearán nuevos sistemas de pago, y probablemente mejorarán los modelos económicos. Y todo gracias a esta invención de la que ahora eres parte.

Finalmente, si quieres ver el valor actual de Bitcoin y de cualquier criptomoneda, te recomiendo usar del sitio www.cryptocompare.com. Este es un agregador que muestra los precios de las criptomonedas en diferentes intercambios y, además, puedes leer más sobre cada moneda y ver su precio en relación a otras monedas, incluyendo el dólar estadounidense.

Hemos todo lo posible para cubrir cada sección de una manera sencilla y directa, para eliminar la mayor parte de la confusión que nos rodea cuando estamos comenzando con Bitcoin, y espero haber cumplido mi objetivo.

Así que, en este momento, me gustaría ser el primero en darte la bienvenida oficialmente ¡Al mundo de Bitcoin!

Bitcoin: La Era de las Divisas Digitales

Mastering Bitcoin

Cryptoassets

Blockchain Revolution

Deja un comentario